REVISTA PESCA

La Revista Pesca es un medio de información alternativo que presenta artículos, opiniones y noticias referidas a la pesca en el Perú y el mundo, con énfasis en la política pesquera, la conservación del ambiente y la seguridad alimentaria.
En 2016 cumplimos 56 años de publicación contínua en el Perú.

Las ediciones a partir del 2010 se publican en formato digital (PDF) en la siguiente página web: http://www.issuu.com/revistapesca/docs

Correo electrónico: revistapesca@outlook.com

lunes, 7 de diciembre de 2009

ALVARENGA UNA RESERVA PARA EL FUTURO (edicion mar abr 09)

ALVARENGA UNA RESERVA PARA EL FUTURO


Por: Luis Mario Barreto Serrano

Mientras que algunos piensan que los recursos naturales son depredados irremediablemente, existe un lugar digno de mencionarse como una reserva biológica para el futuro: Alvarenga, aunque su nombre no diga mucho, trae consigo no solo las 40 mil hectáreas de su territorio, sino es el acceso a un área superior a las quinientas mil hectáreas (500,000 Has.), área más extenso que alberga una diversidad de recursos naturales, pero tiene como bandera, la proliferación de recursos hidrobiológicos, principalmente conformada por la familia Pimelodidae, las mismas que representadas por las doncellas o comúnmente llamados zungaros (pseudoplatystoma fasciatum) constituyen la especie de mayor proliferación exitosa en este medio natural, que se encuentra semiprotegida por la comunidad nativa de Alvarenga, sólo basta con echar los anzuelos en sus quebradas o lagos paradisíacos, para capturar sin mucho esfuerzo un colorido ejemplar de doncella.

Es muy fácil encontrarlos en grupos de dos a tres a lo largo de las playas de Alvarenga en el Alto Nanay, hablamos de cientos de kilómetros hacia el norte, la especie de los zungaros son tan numerosas y diversas que es fácil capturarlos por las noches en las pozas mas profundas del río, por ello su fragilidad es tal que, si algunos pescadores no autorizados ingresara a pescarlos indiscriminadamente su población se vería mermada a niveles críticos. Entonces se preguntaran ¿Para que tanta abundancia? ¿Si sólo sirve para escribir artículos sobre ello?, ¡No! No nos equivoquemos de camino!, el objetivo no es depredarlos, aunque aguas abajo del Nanay dicha abundancia se ha visto mermada por la sobreexplotación, sin embargo se sigue cosechando lo que aún queda, pero se debe gracias a la existencia de esta propuesta de Reserva que esta en manos del Gobierno de turno decidir su destino, éste es uno de los pocos lugares en el Perú, que conserva con celo esta abundancia con fines de iniciar un Manejo racional para su aprovechamiento y perpetuación de la especie zungaros (pseudoplatystoma fasciatum).

En mis primeros años cuando habitaba en Alto Nanay, en medio de la naturaleza, aprendí a pescar todos los peces que allí se podía encontrar, para pescar zungaros era necesario pescar la carnada que no era otra cosa que peces mas pequeños, ubicarse en una playa, tender una lona para sentarse cómodamente y desde allí lanzar el anzuelo con una soguilla de unos quince a veinte metros, entonces sólo quedaba esperar a que cualquier pez grande muerda el anzuelo, otras técnicas conocidas son la pesca desde una canoa con barandilla o caña de pescar, colgar el anzuelo en ramas de árboles que dan a las orillas del río por las noches o picarlos con flechas si se tiene la destreza necesaria para ello. Pero de ninguna manera se utilizan redes o métodos perjudiciales en todo Alvarenga, ya que esta prohibido por acuerdo de la comunidad que protege sus riquezas con este control.

En alto Nanay, existe todavía especies poco conocidas en el mundo de la investigación, que es otro ingrediente adicional de la importancia de Alvarenga a declararse como La Reserva de los zungaros y de toda especie biológica de la Amazonía. Un grave atentado sufrió Alvarenga, cuando fue invadido por dragas extractoras de oro directamente del lecho del río, hecho que vulneró su ecología de manera tal que si Iquitos fuese envuelto en polvo volcánico, igualmente, sin que nadie lo sospeche, excavaron en lo profundo del río Nanay llegando a bloquear su curso normal porque es más angosto, enturbiando totalmente el agua, ahogando y matando muchas especies que por mas pequeñas que fuesen repercutieron negativamente en el medio ambiente y los seres vivos, hecho que a la fecha a sido superado con una prohibición de dicha actividad en toda la Cuenca.

¿Acaso, habíamos olvidado que el Nanay también provee gran parte del agua que los Iquiteños bebemos a diario?, yo me pregunto: ¿Puede haber suceso más importante?, si el agua del Nanay es la fuente principal de nuestra vida en la ciudad, gracias al agua que viene del Nanay y de sus afluentes: el Pintuyacu y el Chambira.

Pero regresemos a Alvarenga, una reserva que se interpone entre la reserva Allpahuayo y Pucacuro, juntos constituirían un Corredor importante para la conservación de Biomasa, comparable con otras reservas de mayor envergadura.

En Alvarenga abundan las especies, no porque siempre fue así, sino por la protección que recibe de sus comuneros, quienes celosamente la cuidan, imponiendo reglas de captura de especies según su vulnerabilidad o importancia. Debido a esta abundancia relativa muchas personas piensan que tanta riqueza no es buena noticia para la mayoría de comunidades que ya no poseen los mismos privilegios, porque la caza y pesca que practican en sus propias comunidades está acabando con los últimos recursos existentes, sin que puedan ingresar a Alvarenga en donde si abunda estos recursos.


Lo cierto es que, si no se empieza a cambiar de actitud, Alvarenga se vería amenazada también, y dejaría de servir como fuente de riqueza para las futuras generaciones. Alvarenga sirve de ejemplo de abundancia por su manejo comunal, pero sería mejor aún, si ésta se trasladase a las comunidades más necesitadas de manera mancomunada y planificada en proyectos financiados por los entes interesados en combatir la pobreza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario