REVISTA PESCA

La Revista Pesca es un medio de información alternativo que presenta artículos, opiniones y noticias referidas a la pesca en el Perú y el mundo, con énfasis en la política pesquera, la conservación del ambiente y la seguridad alimentaria.
En 2016 cumplimos 56 años de publicación contínua en el Perú.

Las ediciones a partir del 2010 se publican en formato digital (PDF) en la siguiente página web: http://www.issuu.com/revistapesca/docs

Correo electrónico: revistapesca@outlook.com

sábado, 28 de diciembre de 2013

EDITORIAL REVISTA PESCA ENERO 2014



Se estima que el sector pesquero peruano ocupa a 224,814 (*) personas de acuerdo al siguiente detalle:
Consumo Humano Indirecto             29,655
Consumo Humano Directo              195,159 (pescadores 55,442; trabajadores de la industria 37,736; distribución y comercialización 101,981)
TOTAL                                             224,814

Significa que 224,814 personas reciben beneficios directos de la renta económica que genera la pesca.

Siete empresas concentran el 56.61% del total de exportaciones pesqueras nacionales.

Cuatro empresas concentran el 52.68% de las exportaciones de Consumo Humano Indirecto.
Veinticinco empresas concentran el 60.11% de las exportaciones de Consumo Humano Directo.

El país tiene aproximadamente 30´475,000 de habitantes. Solamente el 0.74% de la población recibe beneficios directos generados por un recurso natural que, constitucionalmente, pertenece a todos los peruanos. Los 30´250,186 ciudadanos que no forman parte del negocio pesquero, pero que son los propietarios del recurso, participan de la renta económica  a través del pago de impuestos y derechos de pesca que son recaudados por el Estado. Parte de estos ingresos generan un canon pesquero reducido y que necesita una reestructuración. Estos pagos son bajos e injustos en relación al volumen de dinero que moviliza el negocio pesquero, como se aprecia en la página 17. 

Tampoco tienen acceso a pescado abundante y barato, existiendo zonas del país sin un abastecimiento contínuo y adecuado de productos pesqueros. Las poblaciones costeras que existen en las inmediaciones, tienen que soportar contaminación del aire y del mar.

Sumado  a lo anterior la contaminación producida por el sector y el impacto que produce sobre el ecosistema, la situación debería ser preocupante para la ciudadanía peruana que no participa directamente en la pesca.

La normatividad laxa que rige en el sector, la falta de contabilización de los pasivos ambientales y la contaminación, configuran una situación que exige un cambio. El cambio debe nacer de una reforma estructural del sector y no solamente de medidas aisladas, las cuales  generan rechazo de los administrados que organizan su defensa en forma muy eficaz. El Estado no defiende sus intentos de introducir cambios con la misma eficacia que los administrados. Tampoco está actuando sobre temas de fondo

La pesquería, con características similares a la minería por el hecho de explotar recursos naturales y generar contaminación, no puede ser tratada como cualquier otra industria. La Nación es la propietaria de dichos recursos y hay un impacto ambiental que obliga a participar a la ciudadanía peruana.

La democracia se enriquece y legitima con concertación y negociación para el dictado de normas; pero no solamente con los administrados. En el caso pesquero peruano, la ciudadanía no relacionada directamente con la pesca merece presencia en la toma de decisiones a fin de defender su derecho a cero contaminación e inclusión en la renta económica del negocio pesquero con equidad.

Marcos Kisner Bueno
(*) Datos obtenidos por el CSA de la Universidad Cayetano Heredia

miércoles, 25 de diciembre de 2013

Participacion en la renta económica de la pesca en Perú



El canon pesquero se crea recién en 2003.

Las cifras de las transferencias del ejercicio 2013 muestran la inequidad en la participación de la renta económica. Las municipalidades reciben sumas que pueden calificar de ofensivas o de burla, lo que evidencia la mala estructuración de los índices de distribución del canon, así como la escasa participación de la Nación en la pesca.

El caso de las Municipalidades resulta patético, como ilustran las muestras representativas de las diez que reciben más y menores ingresos. Frente a esta realidad, la agenda que impone la industria está concentrada en sus privilegios sobre las 10 millas. El Estado está concentrado en defender su tesis.

¿Quién defiende a la Nación?

Aunque parezca increíble, existe una Municipalidad que recibe 3 soles por canon pesquero procedente de los derechos de pesca. Y otra que recibe 1,069 soles por canon pesquero procedente del impuesto a la renta del sector.

La Municipalidad de Ventanilla es la que más recibe por canon de derechos de pesca: 1 millón trece mil soles y 6 millones y medio por canon de impuesto a la renta.

La agenda sectorial no menciona estas inequidades. Solo está centrada en los derechos a la extracción en las diez millas que reclama la industria.

No hay agenda para la contaminación ni para la mejora de la recaudación por derechos de pesca e impuesto a la renta. Tampoco hay agenda para darle al mercado interno igualdad de condiciones de competitividad que a la exportación.






























lunes, 16 de diciembre de 2013

SIGUE LA LUCHA, LA SOCIEDAD CIVIL SOLO MIRA

POR: CÉSAR CÓRDOVA PONCE

Se ha publicado el 14 de diciembre, el Decreto Supremo 011-2013-PRODUCE, el mismo que mantiene el espíritu del D.S. 005-2012-PRODUCE que es el de preservar las primeras 10 millas marinas como área de reproducción de la anchoveta y demás especies que van a las mesas populares, y reservarlas para la pesca destinada para consumo humano directo.  

Se cuestionó la ausencia de evidencias científicas y socioeconómicas en la dación del D.S. 005 y se plantearon demandas contra PRODUCE, todas ellas a través de la misma Sociedad Nacional de Pesquería (SNP) y por las organizaciones que tiene bajo su poder, es decir por la Asociación de Armadores de Nuevas Embarcaciones  Pesqueras (AANEP) y por su brazo sindical pro patronal llamado Sindicato único de Pescadores de Nuevas Embarcaciones del Perú (SUPNEP).

Como efecto de estas acciones legales, el Poder Judicial emitió un fallo declarando inconstitucional el numeral 2 del artículo 2 de dicha norma, y la ejecución de su sentencia (permitiendo el ingreso de las embarcaciones industriales a partir de la milla 5),  debería darse el 15 de diciembre, plazo que le otorgó a la instancia competente (PRODUCE) para que pueda emitir una nueva norma jurídica. La oportuna publicación del D.S. 011 enmienda la forma legal e incluye en sus considerandos las evidencias científicas y socioeconómicas que adolecía el D.S. 005 y que exige el Art. 9 de la Ley General de Pesca, y se ha logrado poner a buen recaudo las primeras 10 millas marinas, fuera de la acción voraz y depredadora de la flota industrial harinera.

La  lucha legal y mediática de PRODUCE seguirá, sin duda alguna, en el sector industrial; pero otro frente en donde se libra una encarnizada batalla es en el de  menor escala y desgasta también a la ministra Triveño y al equipo de asesores que la acompañan, puesto que las normas para instalar orden en este sector (en donde la informalidad y el desvío de la anchoveta a la harina ilegal ha creado un poderoso grupo económico), colisionan frontalmente con autoridades regionales e inescrupulosos empresarios harineros que conviven en la corrupción, y con medios desinformados o contratados para defender esos viles intereses que se nutren del desorden y la informalidad creados a partir de la Resolución Ministerial 100-2009-PRODUCE firmada por la ex ministra Elena Conterno, hoy presidenta de la SNP.

Este escenario nada favorable a la encomiable y valiente voluntad de la ministra Triveño, se puede apreciar en discursos hipócritas de los representantes de este sector, que aplauden las normas que se dictan contra el desorden y privilegios en el sector industrial, pero rechazan las que se dictan buscando la formalidad y el debido control en el sector de consumo humano directo. Con esa conducta, la ministra pasa rápidamente de valiente a incapaz o viceversa.   

Otro factor que la ministra tiene en contra, es una verdad que, aunque duele admitirlo, no tengo temor en decirlo: La sociedad civil está acostumbrada a mirar y callar. La cobardía es más fuerte que su indignación.

De que hay mucho que hacer en el sector de pesca de consumo humano directo, no cabe la menor  duda, tanto en infraestructuras físicas como en la optimización del aprovechamiento de  los recursos marinos, pero primero hay que acabar con la corrupción instalada en ese sector.

Las normas que dicte PRODUCE en esa dirección no son suficientes, sino participa la sociedad civil en su conjunto acudiendo en su defensa. ¿Qué más puede hacer una ministra en representación de 30 millones de peruanos, si éstos permanecen callados e indiferentes?


No se puede diseñar un mejor futuro para la pesca peruana, si permitimos que siga atrapado en un presente corrupto, con una sociedad civil indiferente y con un discurso hipócrita de quienes lucran del desorden actual.  

sábado, 30 de noviembre de 2013

Editorial Revista Pesca Diciembre 2013

En 2013 la problemática pesquera tuvo una inusual difusión en los medios de comunicación. Hasta hoy la pesca fue mantenida en el anonimato para que la población no pesquera, siga aceptando el mito de que es un éxito para el país que exportemos mucha harina de pescado y muchos productos hidrobiológicos. La difusión se debió, fundamentalmente a:

1.      Los enfrentamientos derivados de una confrontación entre la industria y la Autoridad de Pesquería por el DS 005, en la cual la industria salió ganadora. La norma fue declarada inconstitucional por la Corte Suprema. Los opositores  consiguieron imponer su agenda y la posición de la Ministra queda comprometida. Lo positivo fue la difusión de la problemática pesquera, que siempre mantuvo perfil bajo.
2.      La denuncia de la matanza de delfines que dio la vuelta al mundo.
3.      Algunos reportajes televisivos y periodísticos aislados, pero impactantes, pese a que algunos fueron censurados.
            
Existe cierto nivel difusión de la actividad pesquera, conferencias, talleres, hay propuestas de diversas entidades y foros con mucha discusión. Pero generalmente queda en el nivel académico o mediático y luego se archiva y olvida.

            Participan actores del propio sector, sea artesanal o industrial, los cuales tienen en común la defensa de sus propios intereses. Pero la ciudadanía no pesquera no tiene participación ni opinión. Está fuera del debate o de la negociación, por lo cual siempre resulta perjudicada en cuanto a una participación justa en la renta económica y en el aspecto ambiental. La pesca no tiene una agenda permanente en los medios. Solo se coloca cuando hay escándalo, denuncia, o presión de intereses que buscan legitimar sus demandas impactando a la población a través de los medios.

            Hubo voluntad y decisión política para aplicar reformas al inicio del actual gobierno, pero la falta de continuidad de los funcionarios, la falta de experiencia y el temor a la reacción, detuvieron el proceso. La voluntad sola es insuficiente para enfrentar la magnitud del cambio necesario.

            La oportunidad se perdió.

            Mientras tanto los ciudadanos observan, en silencio,  cómo los recursos pesqueros, de los cuales son propietarios, siguen siendo tratados como botín de minorías indiferentes a los intereses de las mayorías.

            La naturaleza de la industria es y será defender sus intereses, procurando la maximización de su renta económica. No está en su agenda ni en su función la defensa de los intereses nacionales. Eso le corresponde al Estado, que por lo que se ha visto en el 2013, ya perdió su oportunidad de hacerlo durante el presente gobierno.

            A los ciudadanos peruanos no involucrados directamente en la pesca, no les queda más opción que organizarse para plantear su agenda, conseguir un espacio en la toma de decisiones e imponer el respeto a sus derechos de inclusión y participación en la pesca.

            La inacción ciudadana permite a la industria avanzar en el establecimiento de alianzas que protejan sus intereses. El empleo de medios y formación de alianzas a través de operadores eficaces, es exitoso en la industria, a diferencia del Estado que muestra deficiencias en ese sentido.

La Revista Pesca les desea una feliz Navidad y que el año que viene sea mejor que el que está por terminar en materia pesquera, si es que aún es posible.


Marcos Kisner Bueno

domingo, 24 de noviembre de 2013

¿TRAS LA RUTA DE LA SARDINA?


POR: CÉSAR CÓRDOVA PONCE

La anchoveta revive el dramático escenario de la depredación al cual fue expuesta la sardina y que la condujo a su total desaparición de nuestro riquísimo mar peruano. Pero a diferencia de entonces, hoy la población tiene más información y mayores elementos de juicio para actuar y detener una inminente masacre que se cierne sobre esta especie marina, al amparo de la reciente sentencia de la Corte Suprema que declara la inconstitucionalidad parcial del Decreto Supremo 005-2012-PRODUCE en el numeral 2.2 de su artículo 2, en el que se prohibía el ingreso de una depredadora flota industrial anchovetera a las primeras 10 millas marinas.

Esta batalla ganada por la Sociedad Nacional de Pesquería (SNP) en el terreno legal, responde a una guerra que le ha declarado al Estado peruano, por no querer sujetarse a reglas justas que éste quiere imponer en representación de 30 millones de peruanos, únicos dueños de este preciado recurso natural que es la anchoveta, que están cansados que un grupo selecto de 8 empresas harineras tengan que decidir su destino, y escandalizados por su enorme poder que ha quedado en evidencia.

Ya en la gestión del ex ministro Kurt Burneo, el Estado dejó de mostrar su actitud sumisa y se mostró firme al reclamarle una deuda de 892 millones de soles al empresariado pesquero. Además se fijaron objetivos estratégicos y políticas pesqueras para los 5 años de gobierno de Ollanta Humala orientados a un verdadero reordenamiento del sector, que no le resultaron nada agradables a la SNP y que lamentablemente no fueron continuados por los titulares que lo sucedieron en el cargo.

La pesadilla para la SNP continuó con la llegada de la ministra Gladys Triveño.

Se desató entonces, una cruel y demoledora campaña mediática en su contra, pero la ministra resistió el embate y se sintió fortalecida con el posterior respaldo público de Ollanta Humala y de muchas organizaciones representativas de los pescadores artesanales e industriales.

En la interpelación a la ministra Triveño en el seno del Congreso de la República, dentro de la estrategia trazada por la  Sociedad Nacional de Pesquería (SNP) para sacarla del cargo, la titular del sector no se amilanó y, por el contrario, sacó provecho de la atención pública concentrada en ese acto, dando  a conocer datos desconocidos hasta ese momento, que mezclaban el escándalo, la sumisión de gobiernos anteriores y una total injusticia en las reglas de juego en esta segunda actividad económica más importante del país. Quedaron en evidencia pública, las enormes ventajas creadas a favor de la oligarquía pesquera al amparo de normas legales, que le brindan exagerados e injustificados beneficios tributarios y derechos sobre los recursos hidrobiológicos sin el debido justiprecio por su extracción y producción de harina y aceite de pescado, que le generan millonarias ganancias, y que no comparte en proporción justa con el Estado (que le permita mitigar el impacto negativo que esa actividad va dejando en el medio ambiente), ni con el pescador industrial en su participación de pesca.

Agotadas sus baterías mediáticas y habiendo sufrido un revés en el seno del Congreso de la República (vía interpelación a la ministra Triveño), la SNP recurrió a dos de sus otros aliados, la Asociación de Armadores de Nuevas Embarcaciones Pesqueras (AANEP) y el Sindicato Único de Pescadores de Nuevas Embarcaciones del Perú (SUPNEP), los cuales, fieles y obedeciendo el encargo, arremetieron por la vía judicial contra el Decreto Supremo 005-2012-PRODUCE, buscando frenar su aplicación que los alejaba de las primeras 10 millas marinas, y que parece haberlo conseguido, en una acción que deja al descubierto la verdadera naturaleza servil y pro empresarial de esta organización sindical llamada SUPNEP.

El escenario peligroso para la preservación de la anchoveta, depende ahora de una estratégica respuesta del Estado peruano. Ya el vice ministro de Pesquería, Paul Phompiu, ha declarado a los medios que PRODUCE buscará cómo compatibilizar la protección de la anchoveta con la sentencia que declara inconstitucional el Decreto Supremo 005 y que el ordenamiento del sector pesquero y la protección de las primeras 10 millas marinas, continuarán a pesar de todo. Para el 15 de diciembre, fecha en que entra en vigencia esta sentencia, aseguró que hay muchas cosas que pueden pasar.

Por encima de las formas, parte vulnerable de este intento de PRODUCE en ordenar el sector, debe primar el interés nacional de proteger la anchoveta, aprendiendo la dolorosa lección que nos dejó la desaparición de la sardina ante el apetito voraz del poderoso empresariado pesquero.

 

sábado, 16 de noviembre de 2013

Desmitificando la pesquería peruana

La riqueza infinita del mar peruano no es más que un mito. Este error de percepción promueve un irrefrenable incremento del esfuerzo pesquero y confunde además a la opinión pública haciendo más ardua la labor de regulación.

Los beneficios económicos del sector pesquero marítimo alcanzan a una fracción mínima de la población costera involucrada.

El mar peruano fue muy rico y abundante para la pesca, hoy ya no lo es. Podrá volver a ser abundante si administramos mejor la pesquería.

La capacidad actual para realizar esfuerzo pesquero de extracción del pescador peruano supera  los límites de sustentabilidad.

Los volúmenes de recursos pesqueros naturales no aumentan a la par que crece la población vinculada a la extracción. Los recursos pesqueros no aumentan en función a la demanda.

Lea el suplemento especial de la Revista Pesca “Desmitificando la pesca del Perú” en el siguiente link:

jueves, 31 de octubre de 2013

Editorial Revista Pesca Noviembre 2013

En la pesquería peruana el Estado peca de ser escasamente comunicativo. Es reactivo a la agenda que la industria, a través de los medios, le impone. Las normas regulatorias que dicta en beneficio de la sostenibilidad del recurso son escasamente informadas, deficientemente diseñadas y afectan, con toda lógica, a los intereses de la industria que demuestra mejor manejo de los medios y de mejores argumentos para oponerse a normas que afectan su rentabilidad.
            
El Estado es insuficientemente hábil para trasmitir la idea de que la regulación defiende los intereses de las mayorías. Por tanto, no genera corrientes de opinión y apoyo que resulten en legitimación de sus decisiones, las cuales buscan el bienestar de todos los ciudadanos y no solo de aquellos relacionados con el sector pesquero. Carece de apoyo popular porque, irónicamente,  ese público ignora los derechos que tiene sobre sus recursos naturales y es blanco de la propaganda de la industria y de una inexistente comunicación proactiva del gobierno.
            
Es importante que el Estado trabaje y comunique antes, durante y después del establecimiento de normas y políticas regulatorias a fin de imponer la agenda con mayor eficacia que la industria, así como consolidar sus reformas con legitimidad y evitar usar solamente la fuerza de la legalidad de su autoridad. A mayor legitimación, mayor poder.
            
Falta convencer y demostrar que se está gobernando para las mayorías y en beneficio de las futuras generaciones de peruanos, mientras que la industria defiende su rentabilidad actual y los intereses de minorías. Falta comunicar cifras, estadísticas, avance de cumplimiento de metas y objetivos. El vacío de comunicaciones lo está llenando la industria pesquera quien poco a poco va imponiendo la agenda y la información que defiende sus intereses.
            
Los ciudadanos peruanos no involucrados directamente en la pesca, carecen de espacios comunicacionales y van siendo utilizados para legitimar a unos u otros, sin percatarse de que son beneficiarios naturales de la bonanza pesquera. Ignorados pero necesarios.           
            
El sector pesquero estatal carece, no solo de estrategias de largo plazo, sino también de estrategias comunicacionales. El Estado está olvidando que los políticos son tomadores de decisiones comprometidas con el futuro de todos y que debe convencer de ello a la ciudadanía para conseguir su respaldo y apoyo frente a la reacción cortoplacista de la industria.
            
La autoridad de Pesquería no está considerando el contacto y comunicación con la gente, con aquellos ciudadanos no pesqueros pero que tienen derecho a sus beneficios, uno de los cuales es a disponer de pescado barato y abundante.


Quedan cordialmente invitados a leer la edición de la Revista Pesca correspondiente a NOVIEMBRE 2013 
EN LA EDICION DE NOVIEMBRE:

LA PROBLEMÁTICA DE LOS OCEANOS (2);EL MAR PERUANO; MODO DE PESCA EN EL ANTIGUO PERU     ; PERU DESTACA POR SUS ENVIOS PESQUEROS; ANCHOVETA QUINUA Y PAPA (7); EL OLIGOPOLIO DE LA PESCA; UN MAR AGOTADO Y SIN RELEVO GENERACIONAL; LA MALDICION DE LOS RECURSOS NATURALES; DEFORMACION DEL PLANETA AFECTA NIVEL DEL MAR; MICROALGAS PRODUCEN TOXINAS; EL PEZ DOMESTICO QUE PUEDE SALVAR VIDAS; SIN OCEANOS NO HAY VIDA; LA SOBREPESCA DE TIBURONES; DIEZ COSAS PARA CUIDAR LOS OCEANOS;OCEANOS ESTAN EVITANDO EFECTOS DEL CAMBIO CLIMATICO;
____________________________________________________________________________
La revista puede bajarse en forma gratuita en formato PDF en:


y leerse en un amigable formato de revista en:




Si no conocemos nuestro mar y nuestra pesca, nunca podremos defender nuestros intereses pesqueros como Sociedad Civil ni como Nación.
Dejemos de vivir de espaldas al mar interesándonos en nuestra pesquería y sus problemas.



domingo, 6 de octubre de 2013

La revista Pesca: historia y visión

La Revista Pesca

Historia
En Octubre de 1960 salió la primera edición. Fundadores y Directores de PUBLICACIONES S.A. y editores de la revista PESCA, fueron el Ing. Pesquero y periodista especializado Alejandro Bermejo y su esposa Gladys Elsa Esparza, periodista colegiada por el Colegio de Periodistas del Perú. 
Su página web se lanzó el 6 de marzo 2010 para poder llegar con la Revista Pesca a mayor cantidad de lectores, sin impresión de papel a fin de contribuir a reducir la deforestación del planeta.

Visión
Ser un medio de comunicación especializado en temas del mar y de las pesquerías que: informa, educa, trasmite ideas y difunde corrientes de opinión que tienen por objeto crear conciencia de gobernabilidad del sector pesquero, sostenibilidad de los recursos marinos, de seguridad alimentaria, de soberanía alimentaria, de cuidado y protección del medio ambiente y de los ecosistemas acuáticos.

Misión
La Revista Pesca es un medio de difusión de la actividad pesquera a nivel nacional e internacional.
Brindar información que contribuya a la mejor comprensión de los océanos y su interacción con el hombre, en especial para el uso sostenible de sus recursos.
Publicar opiniones referentes al sector que contribuyan a una mejor comprensión de la realidad pesquera, especialmente la nacional, en forma objetiva veraz e independiente.



sábado, 5 de octubre de 2013

En la Revista Pesca de Octubre:

Nuestro objetivo inmediato es crear un negocio dedicado a la venta al por menor de productos relacionados con el mar y la pesca artesanal: pescados frescos, mariscos, refrigerados y otros productos preparados en módulos móviles de venta callejera. Gracias a la nueva normativa de nuestra pesca (D.S. 005 en pesquería: establecimiento de las delimitaciones de las zonas pesqueras) aumentaran los niveles  de captura en nuestra extraordinaria despensa marina o sea Nuestras 5 millas Marinas dedicadas exclusivamente al consumo Humano o Pesca Social.

Lea el artículo: “ANCHOVETA, QUINUA Y PAPA PARA COMBATIR CON ARTILLERÍA PESADA LA DESNUTRICIÓN CRÓNICA INFANTIL  ”

La biodiversidad del mar peruano es impresionante, hasta el momento se han identificado unas 750 especies de peces, 872 de moluscos, 412 de crustáceos, 45 de equinodermos y 240 de algas, así como quelonios, cetáceos y mamíferos, de las cuales sólo una pequeña fracción es explotada comercialmente.
Los diversos tipos de pesca desarrollada en el ámbito marítimo suman un importante volumen de productos hidrobiológicos extraídos cada año, creando una situación donde en ausencia de mecanismos de regulación, podría llevar a la depredación del recurso. Sin embargo, la actual política pesquera ha permitido fijar períodos y volúmenes de extracción en función a la biomasa, garantizando la sostenibilidad de la explotación.

Lea el artículo “LA PESCA EN PERU”

Cuando el sistema económico crece, incorpora cada vez más una parte mayor del eco sistema total, teniendo su límite en el 100 por ciento , sino antes. Por tanto, el crecimiento económico basado en la explotación de los recursos naturales, no es sustentable, pues hay interacción de la actividad económica con el medio ambiente, dado que la actividad económica transforma recursos en residuos (desperdicios).

Lea el artículo “EL DESARROLLO SOSTENIBLE

Todo en la edición de octubre
_______________________________________________________­­­­______________________
La revista puede leerse en forma gratuita en:




viernes, 27 de septiembre de 2013

Revista Pesca editorial octubre 2013

Hace 53 años, el Ingeniero Alejandro Bermejo tuvo la visión de crear un medio informativo sobre la pesquería en el Perú. Una actividad que aún distaba mucho de ser lo que es ahora.
                        
La Revista es un medio de comunicación independiente de cualquier línea política. Está abierta a todos quienes tengan algo que enseñar y opinar.
            
Nos anima el deseo de exponer la realidad de la pesquería, tan poco conocida por una población con un inmenso litoral; pero que vive de espaldas al mar ignorando la injusta distribución de la riqueza generada por la explotación que de él se hace.
            
En una época en la cual el marketing social y político cobran mayor vigencia gracias al avance de la tecnología de los medios y de las redes sociales, el ciudadano común es sujeto pasivo de diversas opiniones e informaciones. Le resulta complicado distinguir entre la propaganda o lobby empresarial y la realidad de la pesquería peruana. Los medios generalmente informan sobre temas de coyuntura, influenciados por lo que ocurre en el momento, por lo que da más rating, o por intereses comerciales  con escaso conocimiento de la realidad del sector pesquero. Esto provee los ingredientes para un coctel de incertidumbre y desinformación.
            
El ciudadano peruano, principal público objetivo de la revista, tiene en este medio la oportunidad y posibilidad de informarse y conocer más sobre el mar y sus pesquerías, así como sus derechos sobre los recursos marinos que hoy le están negados por un sistema ineficiente e injusto.  Con información objetiva, puede el ciudadano ejercer el derecho a exigir reformas más allá de la manipulación que  la industria y los medios ejercen sobre la opinión pública.           El manejo de nuestros recursos hidrobiológicos requiere de información veraz para permitir a la población peruana exigir una reforma pesquera, reclamar sus derechos a una mejor participación en la bonanza pesquera, contaminación cero y existencia de pesquerías sostenibles.
           
Los ciudadanos peruanos tienen el  deber de proteger sus intereses pesqueros, amenazados por la inexistencia de políticas de largo plazo; ausencia de voluntad y decisión políticas para enfrentar la problemática pesquera;  y un evidente temor por el ruido político.
            
No hay instituciones visibles que defiendan los intereses de la población; el Congreso no demuestra conocimiento ni interés por defender los derechos de las mayorías en relación a la pesca; la Autoridad de Pesquería posee buenas intenciones pero demuestra ausencia de planeamiento para aplicar reformas en beneficio de los más.  Ello obliga a la ciudadanía a ser responsable y activa en los temas que se refieren a recursos naturales que son patrimonio de toda la Nación y que deben beneficiar a todos. Si la ciudadanía no reclama sus derechos a una pesquería sostenible, sin contaminación, con inclusión y seguridad alimentaria, nadie lo hará por ella.

Quedan cordialmente invitados a leer la edición de la Revista Pesca correspondiente a OCTUBRE 2013 

EN LA EDICION DE OCTUBRE:

EL SECTOR PESCA EN CIFRAS (ACUICULTURA); TALLAS MINIMAS; LA PROBLEMÁTICA DE LOS OCEANOS (1); ANCHOVETA QUINUA Y PAPA (PARTE 6);  LA PESCA EN EL PERU; RETIRANDO EL PIE DE LOS CALLOS DE LA SNP; EN CONTRA DEL MODELO PERUANO; AGUJERO NEGRO EN EL ATLANTICO SUR; LOS NIVELES DE MERCURIO EN LOS PECES DEL PACIFICO; EL OCEANO MAS GRANDE; PLANTAS MARINAS Y CAMBIO CLIMATICO; HABITATS DE ESPECIES DE TIBURON EN PELIGRO; OCEANOS DESDE LA ESTACION ESPACIAL INTERNACIONAL; CAMBIO CLIMATICO Y CICLOS OCEANICOS.
_______________________________________________________­­­­______________________
La revista puede leerse en forma gratuita en: