REVISTA PESCA

La Revista Pesca es un medio de información alternativo que presenta artículos, opiniones y noticias referidas a la pesca en el Perú y el mundo, con énfasis en la política pesquera, la conservación del ambiente y la seguridad alimentaria.
En 2016 cumplimos 56 años de publicación contínua en el Perú.

Las ediciones a partir del 2010 se publican en formato digital (PDF) en la siguiente página web: http://www.issuu.com/revistapesca/docs

Correo electrónico: revistapesca@outlook.com

jueves, 7 de abril de 2011

El Centro de Entrenamiento Pesquero de Paita

Mediante Decreto Supremo Nª 009-2007-PRODUCE del 2 de abril del 2007 se aprobó la fusión de Centro de Entrenamiento Pesquero de Paita ( CEP- Paita ) con el Fondo Nacional de Desarrollo Pesquero bajo la modalidad de fusión por absorción.
Es   conveniente  precisar  los  art       y     de la  norma  antes  referida, el  primero de los  citados   se  refiere  a  la  transferencia  de  recursos, personal   y  materiales, en el  cual se indica  que  el proceso  de  fusión  se efectuará en  un plazo  no mayor  de  60  días  calendario,  contados  a  partir  de la  fecha de    entrada  en  vigencia    del mencionado  Decreto  Supremo;  el segundo   está  referido a la transferencia  de partidas  presupuestarias,  en el cual dice  que  las  transferencias  presupuestales  se  sujetarán a lo establecido  en el  artículo 1º del  Decreto  de  Urgencia  Nº 008-2007.
Sin  embargo  por  no  haberse  aprobado oportunamente los  documentos  de  gestión,  se  fue  prorrogando  el  plazo   de  culminación   del  proceso  de   fusión  hasta  en  nueve  oportunidades   mediante Resoluciones  Ministeriales.
Después   de las  sucesivas  prórrogas,  con    Resolución  Ministerial  Nº 669-2008-PRODUCE   de   fecha  el  29.08.08, publicada en   el  Diario   Oficial  “El  Peruano, se  declara   la  desactivación  y    extinción    del  CEP-PAITA, por lo que el  Cierre   de la  Información  Financiera  se  hace  a  Setiembre 2008   y   la  Liquidación  a  Octubre  2008,  encontrándose  íntegramente  incorporado  a  los  Estados  Financieros   de  la  entidad  incorporante.
Hoy no existe una denominación oficial “Centro de Entrenamiento Pesquero de Paita”. FONDEPES lo absorvió. Pero ni la fusión ni nada ni nadie eliminarán del inconsciente colectivo del sector pesquero artesanal ese nombre original que está grabado a fuego en el corazón de sus empleados y de todos los pescadores artesanales que gracias a él aprendieron y se hicieron de un oficio. El CEP Paita no desapareció ni desaparecerá jamás mientras los hombres y mujeres que fueron formados allí vivan. Mientras sus empleados administrativos, instructores y de operaciones tengan vida siempre serán CEP Paita y siempre celebrarán en Junio el aniversario del CEP Paita, no el de FONDEPES. No se destruye una identidad cultural y organizacional con un decreto supremo. No se borra de la memoria y del corazón los orígenes de una persona ni de una organización con una norma legal.
Quienes han tenido la oportunidad de estar en el CEP Paita un día lunes cualquiera han observado un acto interesante, significativo y emotivo. Cada lunes a las 8 de la mañana, todo el personal de trabajadores se reúne frente al asta de la bandera en ordenada formación, correctamente uniformados y asisten a una pequeña ceremonia de izamiento del pabellón nacional seguido por la entonación del himno nacional. Luego, un empleado dirige una palabras a todo el personal alentando a iniciar una nueva jornada dentro del espíritu y la mística con la cual dicho centro fue creado hace más de 20 años gracias a la colaboración del gobierno de Japón.
La formación japonesa del Centro produjo hombres y mujeres especiales, imbuidos de una mística destacable en el sector pesquero que durante toda su existencia produjo resultados importantes en beneficio del sector pesquero artesanal.
 Quienes han tenido la oportunidad de visitar el Centro no pueden dejar de sentir el impacto del ambiente de respeto y de armonía que se respira. Empleados con más de 20 años de convivencia en esa sede se siguen tratando de “usted”, con respeto y con amistad. No dejan de sorprender los alumnos que transitando por el Centro se presentan uniformados, limpios, respetuosos y saludando a quien se cruza con ellos.
Lo mejor que tenía el sector pesquero era el Centro de Entrenamiento Pesquero de Paita. Un solo equipo, una sola mística, un solo empuje. Muchas veces incomprendidos y maltratados, reaccionan positivamente ante buenos líderes y son rebeldes ante los malos. Sana y estoicamente han soportado los altibajos propios de la administración pública, el maltrato salarial del cual son víctimas desde hace mucho tiempo y la injustificada fusión con el FONDEPES.
Son rebeldes por naturaleza ante la injusticia y la sinrazón. Saben unirse cuando quieren y saben soportar con estoicismo y paciencia los malos tiempos. Han aprendido que el tiempo cambia el escenario político y con los nuevos escenarios vienen las posibilidades de cambios.
El nuevo gobierno tiene el deber moral de evaluar la indebida fusión realizada y otorgar a ese Centro la autonomía que se merecen y que lo convirtió en líder de la capacitación pesquera artesanal. Tiene el deber de otorgarles un salario digno y concordante con la importancia de su misión y de su función.
El CEP Paita es de Paita y debería ser transferido al Gobierno Regional de Piura, respetando su autonomía administrativa para que pueda desarrollarse en un escenario, hoy crítico para la pesquería peruana, la cual carente de políticas y de rumbo requiere, más que nunca, que se eduque y capacite a los pescadores artesanales, los que están llamados a defender la sustentabilidad de las pesquerías merced a una mejor comprensión del mar y los cambios que está sufriendo.

En su momento se cumplió el mandato de la norma legal, pese a la evidente equivocación de la misma. Transcurrido el tiempo y vistos los resultados, se impone una rectificación por el nuevo gobierno, quien podrá no solo corregir este acto indebido dando una señal de interés por el sector, sino además incorporando un programa de trabajo para la pesquería, subsanando esta omisión en los planes de gobierno. Para la segunda vuelta el sector demanda un programa de trabajo.