REVISTA PESCA

La Revista Pesca es un medio de información alternativo que presenta artículos, opiniones y noticias referidas a la pesca en el Perú y el mundo, con énfasis en la política pesquera, la conservación del ambiente y la seguridad alimentaria.
En 2016 cumplimos 56 años de publicación contínua en el Perú.

Las ediciones a partir del 2010 se publican en formato digital (PDF) en la siguiente página web: http://www.issuu.com/revistapesca/docs

Correo electrónico: revistapesca@outlook.com

viernes, 10 de abril de 2015

Ocho pesquerías están agotadas

NOTA DE PESCA
Esta nota nos hace conocer que la autoridad de pesquería chilena tiene un análisis técnico de 38 pesquerías, mientras que en Perú, que se sepa, apenas si tenemos información sobre la anchoveta, merluza, y algo sobre la pota, jurel y caballa.
No se conoce, públicamente por lo menos, que existan estudios sobre otras especies de tal nivel que permitan tomar decisiones administrativas y regulatorias acertadas y precisas en base a sustento técnico científico.
La tendencia en el Perú es dejar la regulación y administración en niveles de confrontación mediática, de conflicto social, de pugnas por el poder de controlar la pesca. Olvidamos que los recursos naturales no son patrimonio de unos cuantos sino de toda la Nación. Se puede innovar en regulación pesquera en beneficio de todos si los diversos estamentos de la colectividad pesquera concordaran sus iniciativas. Debemos superar aquello que nos coloca en posiciones antagónicas cuando en el fondo estamos del mismo lado. Cada quien con una visión defensiva de sus intereses que tiene que ser conciliada en beneficio del país en el largo plazo.
Ocho pesquerías nacionales fueron declaradas en estado de colapso y otras ocho en sobreexplotación. Esto, a partir del último informe de estado de conservación.
Un panorama nada alentador arrojó el último informe del “Estado de Situación de las Principales Pesquerías Chilenas”, dado a conocer por la Subsecretaría de Pesca y Acuicultura (Subpesca). En el documento se informa que ocho pesquerías están agotadas, ocho en estado de sobrexplotación y 22 en un estado de plena explotación.
Cabe destacar que por primera vez en nuestro país se definen oficialmente Puntos Biológicos de Referencia (PBR) como indicador objetivo para precisar el estado de conservación de los recursos pesqueros. De las 38 pesquerías analizadas, 22 cuentan con sus respectivos PBR que fueron determinados gracias a un esfuerzo conjunto de expertos internacionales, científicos nacionales y la Subpesca, alcanzando los mejores estándares recomendados a nivel mundial.
La merluza común, entre las regiones de Coquimbo y Los Lagos, está entre los recursos que muestra un delicado estado de conservación, siendo clasificada como en estado de agotamiento o colapso. Se trata de uno de los recursos más emblemáticos de nuestro país y comercialmente muy importante para pescadores artesanales de regiones como Valparaíso, Maule y Biobío.
Hasta hace solo dos años la cuota permitida de captura de merluza común para el país alcanzaba las 40.000 toneladas, pero para este 2015 la cuota recomendada por el Comité Científico Técnico es de tan solo 23.000 toneladas, un 42,5% menos. Lo anterior es una consecuencia práctica de la delicada situación por la que atraviesa esta pesquería y, según enfatizó el subsecretario de Pesca y Acuicultura, Raúl Súnico, “si no tomamos medidas de administración, por muy fuertes o duras que sean, de manera oportuna y sustentable, arriesgamos que en los próximos años la merluza sea muy difícil de encontrar”.
Junto con la merluza, la anchoveta de la zona centro sur, la sardina española, el congrio dorado, el alfonsino y el besugo están declaradas en colapso o agotamiento. Por su parte, los recursos declarados en estado de sobreexplotación son la anchoveta del norte, el jurel, la merluza de cola, merluza del sur, merluza de tres aletas, la raya y el bacalao de profundidad.
Súnico sostuvo que “estos resultados nos ponen un desafío muy importante para el futuro y como Gobierno tenemos un compromiso para recuperar nuestras pesquerías, respetando los criterios científicos para una adecuada administración, proyectar la actividad pesquera extractiva, sobre todo la artesanal o pequeña escala, y darle sustentabilidad para el futuro”.
Todas las pesquerías mencionadas se encuentran bajo estrictos regímenes de administración que incluye la aplicación de vedas, tallas mínimas, restricción de artes de pesca, cierre de registros y cuotas establecidas por Comités Científicos Técnicos que buscan y apuntan a recuperar estos recursos.
Revise íntegramente el informe descargando el siguiente documento: 

Fuente