REVISTA PESCA

La Revista Pesca es un medio de información alternativo que presenta artículos, opiniones y noticias referidas a la pesca en el Perú y el mundo, con énfasis en la política pesquera, la conservación del ambiente y la seguridad alimentaria.
En 2019 cumplimos 59 años de publicación contínua en el Perú.

Las ediciones a partir del 2010 se publican en formato digital (PDF) en la siguiente página web: http://www.issuu.com/revistapesca/docs

Correo electrónico: revistapesca@outlook.com

domingo, 30 de agosto de 2020

DOS TEMAS PENDIENTES EN EL SECTOR PESQUERO

1

1.      ENCARGATURAS

 EL PROGRAMA NACIONAL A COMER PESCADO

 Cuenta con una Coordinación Ejecutiva suplente desde noviembre del 2019 y hasta la fecha no designan al Coordinador Ejecutivo.

 EL PROGRAMA NACIONAL DE INNOVACION EN PESCA Y ACUICULTURA

PNIPA

 Con la Resolución Ministerial N° 003-2020-PRODUCE del 6 de enero de 2020, se da por concluida, a partir del 01 de enero de 2020, la designación del Director Ejecutivo de la Unidad Ejecutora 005 Programa Nacional de Innovación en Pesca y Acuicultura.

Hasta el día de hoy no se ha designado formalmente al nuevo Director. El puesto está cubierto por la Coordinadora Ejecutiva del Programa Nacional de Innovación para la Competitividad y Productividad - Innóvate Perú, en calidad de encargada o sea que tiene dos cargos.

En ocho meses no se ha designado al reemplazo del Director cesado el 1 de enero de este año, asunto pendiente de regularizar.

2.      EL INSTITUTO DEL MAR DEL PERU IMARPE

El Decreto de Urgencia Nº 015-2020 del 23 de enero de 2020, modificó el decreto legislativo nº 95, ley del instituto del mar del Perú - IMARPE, en el siguiente sentido:

10.2. El/La Presidente/a Ejecutivo/a del IMARPE es designado mediante Resolución Suprema refrendada por el/la Ministro/a de la Producción por un periodo de cuatro (04) años mediante concurso público de méritos, llevado a cabo por un Comité de Selección

Disposiciones complementarias finales

Segunda.- APROBACIÓN DE NUEVO REGLAMENTO DE ORGANIZACIÓN Y FUNCIONES Y

LOS DOCUMENTOS DE GESTIÓN DEL IMARPE En un plazo que no exceda de treinta (30) días hábiles, contado desde el día siguiente de la publicación del presente Decreto de Urgencia en el diario oficial El Peruano, se aprueba el nuevo Reglamento de Organización y Funciones del Instituto del Mar del Perú - IMARPE; así como los documentos de gestión que correspondan, a efectos de mejorar el desenvolvimiento de la gestión institucional, para asegurar la eficiencia y eficacia de sus procesos internos.

En tanto se aprueben los documentos de gestión, referidos en el párrafo precedente, se aplican las disposiciones contenidas en los que se encuentran actualmente vigentes, en lo que resulten aplicables.

http://www.leyes.congreso.gob.pe/Documentos/2016_2021/Decretos/Urgencias/2020/DU-015-2020.pdf

La exposición de motivos, que puede leerse en el link anterior, es interesante para quien desee analizarla.

En tal sentido, a fin de salvaguardar los recursos hidrobiológicos, se requiere emitir el presente Decreto de Urgencia durante el interregno parlamentario, no pudiéndose esperar a la instalación del nuevo Congreso, debido a que es importante y urgente que se cuente con un Consejo Directivo del IMARPE más especializado (Conocimientos científicos del mar peruano), al estar presidido por un/a científico/a o profesional con especialidad afín a la actividad del IMARPE, e incluir un/a representante del Consejo Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación Tecnológica - CONCYTEC, lo que contribuirá a que dicho órgano colegiado pueda tomar las decisiones adecuadas y oportunas para la preservación y explotación racional de dichos recursos. Más aún, si se considera que el IMARPE cumple un rol esencial, debido a que sus decisiones también conciernen al bienestar de las poblaciones costeras, así como al monitoreo y prevención de sucesos asociados a la variabilidad y al cambio climático. Además, la demora en la formalización de las modificaciones normativas implicarla que el IMARPE continúe con una gestión que no coadyuve a la adecuada prestación de sus servicios, y a la protección y sostenibilidad de los recursos hidrobiológicos, cuyo desmedro afectaría, de manera negativa y directa, no solo la economía del país sino también a la población. '

En consecuencia, el proyecto de Decreto de Urgencia plantea la modificación de los artículos 1, 4, 9, 1 O, 11, 12, 21 y 22 de la Ley del Instituto del Mar del Perú - IMARPE, aprobada por el Decreto Legislativo Nº 95 e incluye tres Disposiciones Complementarias Finales

Mediante la incorporación de la Tercera Disposición Complementaria Final en la propuesta normativa, se señala que en un plazo que no exceda de treinta (30) días hábiles, contado desde el día siguiente de la publicación del presente Decreto de Urgencia en el diario oficial El Peruano, se aprueba el nuevo Reglamento de Organización y Funciones del Instituto del Mar del Perú: IMARPE; asi como los documentos de gestión que correspondan, a efectos de mejorar el desenvolvimiento de la gestión institucional, para asegurar la eficiencia y eficacia de sus procesos internos.

A fines de agosto de 2020 han transcurrido siete meses y no se tiene noticias del nuevo Reglamento de Organización y Funciones, habiéndose excedido largamente los 30 días de plazo que dispone el propio Decreto de Urgencia y que ha sido sustentado en la exposición de motivos, como se transcribe el los párrafos anteriores.

Tampoco se ha convocado a concurso para el cargo de presidente de la entidad.

Es un tema de fondo en el sector pesquero, que está pendiente de resolver.

Tal como fue ampliamente difundido en diversos medios de comunicación, en su momento se inició una serie de investigaciones a diversos funcionarios del Instituto por supuestos delitos o faltas en relación a la segunda temporada de pesca de anchoveta de 2019.

Que se sepa, públicamente no hay resultados de dichas investigaciones ni sanciones a ninguno de los investigados hasta el día de hoy.

Mientras tanto, el IMARPE está operando sin un ROF adecuado a la nueva norma y con un presidente en funciones que, de acuerdo a la propia norma, carecería de legitimidad moral para el ejercicio del cargo.

La Sociedad Peruana de Derecho Ambiental hizo un interesante análisis de la norma que puede leerse en el siguiente link:

https://www.actualidadambiental.pe/imarpe-analisis-spda-decreto-urgencia/

La opinión de la Sociedad Nacional de Pesquería puede verse en el siguiente link, pero con el inicio de la primera temporada de anchoveta 2020 el silencio se abatió sobre todos los gremios y medios que habían opinado en relación al tema.

Los siguientes links permiten, a quien esté interesado en el tema, recordar con detalle la problemática descrita y que sigue pendiente de regularizar.

https://lexlatin.com/reportajes/decreto-de-urgencia-reestructura-imarpe

https://rpp.pe/columnistas/juancarlosriveros/el-caso-imarpe-noticia-1250470

https://www.servindi.org/actualidad-opinion/03/02/2020/aguas-movidas-en-el-instituto-del-mar-del-peru-imarpe

jueves, 27 de agosto de 2020

Finalmente se promulgó la norma que contribuye al control de la flota pesquera de bandera extranjera

 Buenas perspectivas para la pesca peruana para consumo humano

 

·         A partir de la fecha, embarcaciones pesqueras extranjeras deberán contar con un equipo de seguimiento satelital aprobado por PRODUCE para ingresar a puertos peruanos.

 

·         En los últimos cinco años, el Perú habría perdido en divisas, unos US$425.00 millones por la pesca ilegal de la pota en nuestro mar territorial.

 

El Presidente del Comité de Pesca y Acuicultura de la Sociedad Nacional de Industrias (S.N.I.), Alfonso Miranda Eyzaguirre afirmó que la publicación del Decreto Supremo Nº 016-2016-PRODUCE, permitirá a nuestro país combatir de manera eficaz la pesca ilegal de nuestros recursos marinos, especialmente la pota que, después de la anchoveta, es el segundo en importancia, dentro de nuestras 200 millas marinas.

 

La norma legal publicada hoy en el diario El Peruano indica que para el arribo de embarcaciones pesqueras de bandera extranjera a puertos nacionales, que realicen operaciones fuera del dominio marítimo del Perú, los armadores o sus representantes legales en el país, deben cumplir con las condiciones siguientes:

 

a) El Estado del pabellón de la embarcación pesquera debe ser miembro o participante obligado de Organismos Regionales de Ordenación Pesquera.

 

b) La embarcación pesquera debe encontrarse autorizada para operar en el ámbito de dichos organismos regionales, de ser el caso.

 

c) La embarcación no debe figurar en una lista definitiva o final de embarcaciones que hayan incurrido en actividades de pesca ilegal, no declarada y no reglamentada de Organismos Regionales de Ordenación Pesquera.

 

d) Tratándose de embarcaciones pesqueras de bandera extranjera que realizan actividades pesqueras de recursos hidrobiológicos transzonales o transfronterizos en alta mar, tener operativo el Sistema de Seguimiento Satelital – SISESAT, del Ministerio de la Producción, y transmitir a su centro de control, su posicionamiento satelital de los últimos seis meses anteriores a su reporte de ingreso.

 

Al respecto, Alfonso Miranda Eyzaguirre destacó la medida que obliga a las embarcaciones extranjeras que deseen ingresar a puertos peruanos para reparaciones, trasbordo o avituallamiento a tener obligatoriamente un sistema de seguimiento satelital (SISESAT) compatible con el del Ministerio de la Producción (PRODUCE), para que se pueda comprobar si la nave ha efectuado faenas ilegales de pesca en nuestro mar territorial.

 

“De esta manera, el Perú cuenta a partir de ahora con una medida de combate de la pesca ilegal que nos pone a la vanguardia en el control y monitoreo de flotas y en línea con las recomendaciones de los organismos regionales de ordenamiento pesquero del mundo”, manifestó.

 

Añadió que la pesca ilegal de la pota ha venido perjudicando seriamente a toda la cadena productiva, desde el pescador artesanal hasta las plantas procesadoras.

 

El dirigente empresarial precisó que por la pesca ilegal de la Pota, el Perú habría perdido en divisas, 85  millones de dólares por año o US$425.00 millones en los últimos cinco años.

 

“Hay más de 500 barcos que siguen la ruta del calamar, o  sea, Argentina, Chile, Perú y Ecuador”, denunció.

 

Miranda Eyzaguirre elogió los esfuerzos del gobierno, especialmente del Ministerio de la Producción, Ministerio de Comercio Exterior y Turismo (MINCETUR) y la Mesa Ejecutiva de Desarrollo del Sector Pesquero por los recientes resultados obtenidos, donde señaló la mejora en competitividad que representa la modificación del control de contaminantes y el programa piloto para el procesamiento de materia prima importada.

 

Indicó que este es un trabajo que se viene realizando desde hace varios años, y valoró la  participación de las actuales autoridades del sector Producción.

 

El dirigente empresarial señaló que la pesca y acuicultura para consumo humano se ha propuesto duplicar sus exportaciones y aumentar los empleos que genera a más de 200 mil puestos de trabajo, una vez superada la crisis sanitaria por el COVID-19 y que se atiendan algunas propuestas sobre pesca y acuicultura presentadas al titular de PRODUCE.

 

Finalmente, el presidente del Comité de Pesca y Acuicultura de la S.N.I. agregó que queda pendiente resolver el problema generado por el desconocimiento de algunas autoridades de la Ley de Promoción del Atún del 2007 (Ley 28965).

 

Adicionalmente, pidió la publicación de un decreto supremo que permitiría el control de los procesos, tal como lo hacen las potencias pesqueras del mundo, en beneficio de la facilitación del comercio, el mismo que se encuentra en su fase final de elaboración.

martes, 25 de agosto de 2020

PESCA SOBERANIA Y SOSTENIBILIDAD DE LOS RECURSOS PESQUEROS

Desde hace varios años; pero en especial en las última semanas, la prensa internacional viene hablando y/o denunciando la actividad de barcos pesqueros de bandera china y otras, en las cercanías de la islas Galápagos, en el borde del dominio marítimo peruano y de la zona económica exclusiva argentina, así como en otras zonas más. 

Si bien es cierto la pesca en alta mar no está sometida a regulación o ley alguna de los países ribereños, también es cierto que se realizan incursiones dentro de las aguas jurisdiccionales y también es verdad que, sin ser pesca ilegal, se está produciendo una pesca descontrolada que puede estar poniendo en riesgo la sostenibilidad de algunos recursos pesqueros. La sobre explotación y el impacto de esas capturas sobre especies que constituyen importantes recursos de los países ribereños es incuestionable.

Ecuador ha presentado reclamos y Argentina ha hundido barcos. Muchos organismos internacionales como la CPPS se han pronunciado, incluyendo al secretario de Estado norteamericano. Al final de esta nota se presentan varios enlaces a noticias que hablan de esta problemática.

En el Perú el silencio sobre esta materia es preocupante.

Pese a que la RM Nº 00179-2020-PRODUCE del 16 de junio de 2020 dispone la publicación del proyecto de “Decreto Supremo que modifica el “Decreto Supremo Nº 016-2016-PRODUCE, que establece medidas para autorizar operaciones en puertos y astilleros peruanos de embarcaciones de bandera extranjera que realizan actividades pesqueras de recursos hidrobiológicos altamente migratorios, transzonales o transfronterizos en alta mar a efectos de recibir los comentarios y/o aportes de la ciudadanía por el plazo de cinco (05) días calendario, contados desde la publicación de la presente Resolución. El plazo ha sido largamente excedido sin que se haya publicado el decreto ni se hayan expuesto las razones para su bloqueo.

Este proyecto de norma, que es una tibia medida para desalentar la presencia de estas flotas pesqueras de bandera extranjera, es o era por lo menos, algo mejor que nada. Dispone o disponía que:

Para el arribo de embarcaciones pesqueras de bandera extranjera a puertos nacionales, que realicen operaciones fuera del dominio marítimo del Perú, los armadores o sus representantes legales en el país, que requieran realizar las actividades a las que refiere el artículo 1 del presente Decreto Supremo, deben cumplir con las condiciones siguientes:

a) El Estado del pabellón de la embarcación pesquera debe ser miembro o participante obligado de Organismos Regionales de Ordenación Pesquera.

b) La embarcación pesquera debe encontrarse autorizada para operar en el ámbito de dichos organismos regionales, de ser el caso.

c) La embarcación no debe figurar en una lista definitiva o final de embarcaciones que hayan incurrido en actividades de pesca ilegal, no declarada y no reglamentada de Organismos Regionales de Ordenación Pesquera.

d) Tener operativo el Sistema de Seguimiento Satelital – SISESAT, del Ministerio de la Producción, y transmitir a su centro de control, su posicionamiento satelital de los últimos seis meses anteriores a su reporte de ingreso.

e) Emitir la señal del Sistema de Identificación y Monitoreo del Tráfico Acuático – SIMTRAC, de la Autoridad Marítima Nacional, y transmitir a su centro de control, su posicionamiento satelital de los últimos seis meses anteriores a su reporte de ingreso.

En caso de incumplimiento de algunas de las condiciones indicadas en el presente artículo, la Autoridad Portuaria Nacional, previa opinión de la autoridad competente, informa a través de la VUCE, la denegatoria de recepción a las embarcaciones pesqueras de bandera extranjera o sus representantes legales que soliciten el arribo a puertos peruanos.

El asunto es que si los puertos cercanos, como los de Perú, les dan facilidades de mantenimiento, avituallamiento, desembarque o transbordo a esta flota extranjera, en el fondo se está facilitando operaciones de pesca que afectan al país como menciono líneas arriba.

Más allá de lo legal o ilegal, la realidad impone su propio paisaje, el cual muestra a una enorme flota que realiza actividades pesqueras que impactan negativamente sobre los intereses nacionales. Por tanto se requiere de medidas imaginativas y radicales que permitan al país defenderse de esta agresión que se disfraza del derecho internacional para cometerla. Lo ideal sería prohibir que los puertos peruanos les den servicios de cualquier tipo. No se ha hecho esto y en su lugar se pensó en una medida como la descrita, cuya promulgación no ha prosperado por razones que nadie conoce y que nadie explica.

Ya era malo que el PRODUCE se tome más de un año en diseñar el proyecto de norma  debido a la parsimoniosa actitud de algunos funcionarios indiferentes y cómodos. Pero bloquearla después de tanto esfuerzo ya resulta peor.

¿Quién es el responsable del bloqueo? Es evidente que no puede ser ninguno de los sectores que aprobaron el proyecto, como la exposición de motivos lo confirma; por tanto solo queda especular sobre quien es el responsable. Pero también ¿por qué  la autoridad competente guarda silencio?:

Resulta por tanto, por demás curioso o sospechoso, el hecho de que tomase más de un año el diseño de la norma y que sea habiendo siendo aprobada por todos los sectores competentes en la materia, termine en un silencio cuestionable. ¿Qué intereses se pretenden proteger al facilitar la operación de esta flota? ¿O es solo ignorancia y desidia? Porque claro, estamos a pocos meses de que los funcionarios de este gobierno se vayan y tal vez no quieran ganarse problemas. Más cómodo es seguir disfrutando de su posición por el poco tiempo que les queda.

Alguien debería salir a dar una explicación para que la comunidad pesquera y el país se enteren de como viene siendo gobernado en materia pesquera y de defensa de sus intereses marítimos. Porque de pronto hay razones válidas para que esto no proceda; pero si así fuese, alguien debe decirlo. Este es el tema de fondo, más allá de la problemática en sí, ya que está claro que a como van las cosas, no será abordada en su verdadera dimensión por este gobierno de salida.

La actividad pesquera de flotas de bandera extranjera en los límites o proximidades del dominio marítimo peruano son graves y evidentes. Lo demuestran las notas de prensa e informes que se publican en diversos países. Pero en el Perú no se dice nada al respecto, o muy poco. La comunicación oficial más reciente de la DICAPI  expresa que no hay problema, que no pasa nada.

O es verdad que  no pasa nada o estamos frente a la defensa de intereses de parte que no consideran la defensa, no solo de nuestra soberanía, sino de nuestro ecosistema marino.

Finalmente, se está haciendo evidente que este asunto no le importa a nadie en ninguna esfera del gobierno. Preocupa a la comunidad pesquera, que se encuentra realmente abandonada en cuanto a la protección de los recursos marinos que podrían estar siendo depredados por barcos pesqueros extranjeros que no pagan derechos de pesca. Pero sí dejan utilidades a los prestadores de servicios portuarios, logísticos y de mantenimiento. ¿Será un conflicto entre esos intereses y los de la sostenibilidad pesquera?

La exposición de motivos del proyecto indica que los sectores competentes estuvieron de acuerdo:

EXPOSICION DE MOTIVOS

PROBLEMÁTICA

El 12 de octubre de 2017 se publicó en el Diario Oficial “El Peruano”, el Acuerdo sobre Medidas del Estado Rector del Puerto Destinadas a Prevenir, Desalentar y Eliminar la Pesca Ilegal, No Declarada y No Reglamentada, adoptado el 22 de noviembre de 2009 en la Conferencia de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y Agricultura (FAO), suscrito por el Perú el 03 de marzo de 2010, aprobado con Resolución Legislativa N° 30591, del 23 de junio de 2017, ratificado con Decreto Supremo N° 040-2017-RE, de fecha 06 de setiembre de 2017 y que entró en vigor el 27 de octubre de 2017.

La Dirección General de Supervisión, Fiscalización y Sanción del Despacho Viceministerial de Pesca y Acuicultura del Ministerio de la Producción (DGSFS) en el Informe N° 00000009-2020-PRODUCE/DSF-PA-eramirez, de fecha 12 de junio de 2020, señala que se requiere realizar mejoras en el Decreto Supremo Nº 016-2016-PRODUCE con la finalidad de fortalecer las medidas contra la pesca ilegal, no declarada y no reglamentada (INDNR), siendo necesario establecer determinadas obligaciones que deben cumplir los armadores de cualquier embarcación de bandera extranjera que realice actividades pesqueras y relacionadas con la pesca de recursos hidrobiológicos fuera del dominio marítimo del Estado Peruano, para el arribo a aguas jurisdiccionales, en concordancia con lo previsto en el Acuerdo sobre medidas del Estado rector del puerto (AMERP).

La Dirección General de Capitanías y Guardacostas de la Marina de Guerra del Ministerio de Defensa (DICAPI) con el Oficio N° 840 V 21, de fecha 05 de junio de 2020, expresa su conformidad con relación al presente Decreto Supremo.

La Dirección de Operaciones y Medio Ambiente, la Oficina General de Oficinas Desconcentradas y la Unidad de Asesoría Jurídica de la Autoridad Portuaria Nacional (APN) del Ministerio de Transportes y Comunicaciones en el Informe Técnico Legal N° 0042-2020-APN-UAJ-DOMA-OGOD, de fecha 10 de junio de 2020, realiza observaciones a la parte considerativa del Decreto Supremo, a la modificación del artículo 3 del Decreto Supremo Nº 016-2016-PRODUCE y al título de esta última norma1, observaciones que han sido acogidas parcialmente en el texto final del Decreto Supremo.

La Dirección de la Ventanilla Única de Comercio Exterior y Plataformas Tecnológicas del Ministerio de Comercio Exterior y Turismo, mediante correo institucional de fecha 10 de junio de 2020, expresa su conformidad con relación a la implementación de la Ventanilla Única de Comercio Exterior (VUCE) y, en ese sentido, propone un texto que ha sido recogido en la Segunda Disposición Complementaria Transitoria del presente Decreto Supremo.

La Oficina General de Evaluación de Impacto y Estudios Económicos (OGEIEE) del Ministerio de la Producción en el Informe N° 00000024-2020-PRODUCE/OEE-rrengifo, de fecha 13 de junio de 2020, analiza como efectos de la implementación del Sistema de Seguimiento Satelital (SISESAT) la reducción de la actividad de pesca ilegal, no declarada y no reglamentada, la sostenibilidad de los recursos hidrobiológicos y el costo del SISESAT, y señala:

“Por lo tanto, la implementación del proyecto de Decreto Supremo que modifica el Decreto Supremo N° 016-2016-PRODUCE que establece medidas para el arribo a puerto nacional de embarcaciones pesqueras de bandera extranjera, permitiría un mejor seguimiento, control y vigilancia de las actividades pesqueras realizadas por las flotas extranjeras.

La Dirección de Políticas y Ordenamiento de la Dirección General de Políticas y Análisis Regulatorio en Pesca y Acuicultura (DGPARPA) en el Informe N° 00000098-2020-PRODUCE/DPO, de fecha 13 de junio de 2020, concluye:

 “4.7 Por otra parte, cabe indicar que el proyecto de decreto supremo no amerita que sea sometido a un Análisis de Calidad Regulatoria (ACR), debido a que el mismo impone obligaciones para armadores o representantes legales de embarcaciones pesqueras de bandera extranjera teniendo en cuenta el principio de dominio eminente y la soberanía que ejerce el Estado, más no regula procedimientos administrativos, esto último debido a que no incorpora ni modifica requisitos o crea algún procedimiento administrativo. Esto último se encuentra acorde a lo regulado en el ítem iv) del numeral 5.3 de la Directiva General N° 001-2020-PRODUCE/SG “Lineamientos para el análisis de calidad regulatoria de los procedimientos administrativos creados o modificados mediante proyectos de dispositivos normativos propuestos por el Ministerio de la Producción”, referido a las disposiciones normativas que no establecen o modifican procedimientos administrativos de iniciativa de parte, recomendándose la prepublicación por cinco días calendario de la propuesta formulada”.

 

Los tres enlaces siguientes acceden al proyecto de norma e informe técnico

https://cdn.www.gob.pe/uploads/document/file/854313/Exposici%C3%B3n_de_Motivos_R.M._179.pdf

https://cdn.www.gob.pe/uploads/document/file/854311/R._M._N%C2%BA_179-2020-PRODUCE.pdf

https://cdn.www.gob.pe/uploads/document/file/854312/Proyecto_de_D.S._R.M._179.pdf

El siguiente enlace muestra una actitud diferente del Estado peruano en una situación más o menos similar:

https://revistapesca.blogspot.com/2016/10/la-pesca-ilegal-y-las-acciones-del.html?showComment=1595726128173&fbclid=IwAR1bWqfVpY-5DHD5-B3NXLzXD6trnXCSrcmZaIJ5nJ6l-k2Rv15f7RczLJ8#c7750973924478763892

Enlaces que evidencian las denuncias y actividad de las flotas pesqueras extranjeras en el Pacífico Sud Oriental y el Atlántico Sud occidental

https://www.elcomercio.com/actualidad/embajador-china-flota-pesquera-galapagos.html

https://www.infobae.com/america/america-latina/2020/08/25/es-aterrador-la-impunidad-con-que-se-mueve-la-armada-pesquera-de-xi-jinping-en-las-costas-de-ecuador/?utm_source=Facebook&utm_medium=CPC&utm_campaign=PaidFb&utm_content=as&fbclid=IwAR0jkfep1ZlNhwjbm2fbld2enjgEpo8NBf7I1O-CvxTMY0uqIpPPa_zyuW4

https://www.infobae.com/america/agencias/2020/08/24/embajador-de-china-en-ecuador-dice-barcos-pesqueros-cerca-de-islas-galapagos-cumplen-regulaciones/?fbclid=IwAR2iwbCxGLyTvoWNfCptK_TXqeisw9lDafzpNz-6Ne8OQFuaLDfwlgyqW8g

https://gestion.pe/mundo/internacional/ecuador-denuncia-que-flota-china-cerca-de-galapagos-estaria-en-actos-irregulares-noticia/?fbclid=IwAR3gAe87EMl94KSv32j1QMeaiSTuK-FuhWP8IoXGUDgXNVDy-BLkO8UH1Fk

https://es.mongabay.com/2020/08/flotas-chinas-en-galapagos-los-pesqueros-extranjeros-desembarcan-al-menos-un-tripulante-fallecido-por-mes-entrevista/?fbclid=IwAR1PuTqtoRGww8zQh3B9bA1UADxTWq6bscIyMqedcIgEjgs2eKd569-4yco

https://www.dw.com/es/veda-pesquera-china-en-gal%C3%A1pagos-y-qu%C3%A9-pasa-con-el-resto/a-54532524?fbclid=IwAR091dkfI3A0ekB-IHMWfN4yKSPtfPQgHXtymNJFs2wFThVt05fIb6O-VNk

https://www.critica.com.pa/nacional/panama-alerta-ante-pesqueros-chinos-584683?fbclid=IwAR0lZH0PJ5G62cSpWvaLOLswAJXAG1BMcpwvnRirP48B_iX3HacaKWLqBfo

https://radioequinoccio.com/index.php/item/9876-barcos-chinos-enviaban-desde-nueva-zelanda-falsas-coordenadas-para-despistar?fbclid=IwAR2hLmcag3Rze14iFyKihVQG5GdLPhscG6TBaFL4wChrdYRSiIgvusvk-CM

https://www.elcomercio.com/actualidad/embajador-china-veda-embarcaciones-galapagos.html?fbclid=IwAR1y1sMGHL2Uzzb5vW4zWrtkptdQFhRXdnFFiQySJVQHt3VPGgB4MLCL6a8

https://es.mongabay.com/2020/08/oceanos-flota-china-frente-a-galapagos-pescadores-se-unen-para-combatir-la-pesca-ilegal-y-no-reglamentada-del-calamar-gigante/?fbclid=IwAR1Uyc8Rf7Zl1-snrPg6zaIx8XTnENcoY1SvGfDOdwY_iO4-TjFt2YUiLOs

https://www.voanoticias.com/america-latina/aun-lejana-solucion-para-pesca-gran-escala-cerca-de-islas-galapagos?fbclid=IwAR053JH7WGLqAIigy01pF8bUc_Su4m4mbsSUDcYXAuAufyLmo3o3R0_2B2o

https://www.eluniverso.com/noticias/2020/07/30/nota/7924632/buques-galapagos-pesca-ecuador-zonas-economicas-exclusivas-chinos?fbclid=IwAR2yvM2egekY8pt-BxeDeOxGojgQsuGhpIl2V6XunzOgY449y9Dh3msS8to

https://www.primicias.ec/noticias/politica/comision-pacifico-sur-condena-pesca-ilegal/?fbclid=IwAR2hLmcag3Rze14iFyKihVQG5GdLPhscG6TBaFL4wChrdYRSiIgvusvk-CM

https://www.xn--lamaana-7za.uy/actualidad/pesca-ilegal-en-uruguay-y-las-dificultades-para-controlarla/?fbclid=IwAR3T5N4hzv5HCHFFlcpjbAtrAUfq-KTr3AUtjlFFC2S8W1EQC_JRoSoFd3w

https://www.elcomercio.com/actualidad/seguridad-eeuu-respaldo-ecuador-galapagos.html?fbclid=IwAR1y1sMGHL2Uzzb5vW4zWrtkptdQFhRXdnFFiQySJVQHt3VPGgB4MLCL6a8

https://www.metroecuador.com.ec/ec/noticias/2020/07/27/ademas-buques-chinos-tambien-panama-liberia-navegan-cerca-galapagos.html?fbclid=IwAR1PuTqtoRGww8zQh3B9bA1UADxTWq6bscIyMqedcIgEjgs2eKd569-4yco

https://www.pescaconciencia.com/2020/07/21/5662/?fbclid=IwAR0jkfep1ZlNhwjbm2fbld2enjgEpo8NBf7I1O-CvxTMY0uqIpPPa_zyuW4

https://www.eluniverso.com/noticias/2020/08/25/nota/7954522/banderas-conveniencia-flota-china-pesca-galapagos-ecuador

https://www.clarin.com/mundo/gigante-agua-enorme-dominio-pesquero-mundial-china_0_YNgxtEacC.html


martes, 11 de agosto de 2020

EL HORIZONTE DE LA PESQUERÍA EN EL PERÚ

La protección de nuestros recursos pesqueros solo puede materializarse a partir de la existencia de un poder político que establezca políticas de largo plazo y optimice el funcionamiento del aparato estatal que administra y regula la pesquería.

En un sistema en el cual dar leyes requiere mucho tiempo y en el cual los funcionarios del sector no duran el tiempo suficiente para hacer algo significativo, probablemente no sea posible efectuar los cambios de fondo que el sector necesita. Ello se agrava ante el hecho de que la autoridad de pesquería, y los partidos políticos, nunca han presentado una agenda de largo plazo o un proyecto de políticas de Estado para la pesquería, que sugiera reformas estructurales.

En este contexto, solo sería posible pensar en pocos objetivos de corto plazo que puedan formar parte de una política de gobierno y que se puedan ejecutarse en el tiempo que dura un gobierno, en la medida que exista voluntad política de hacerlo.

Necesitamos conservar nuestros recursos pesqueros y su productividad para las futuras generaciones, asegurando la alimentación nacional como primera prioridad. Esto requiere regulación y control; pero también compromiso en un medio en el cual nadie puede controlar efectivamente el cumplimiento de las normas, lo que hace que el manejo sectorial sea complicado. Obliga, por tanto,  a mejorar la educación de los operadores y actores de las cadenas productivas de la pesca a fin de introducir un manejo auténticamente responsable. La introducción de un modelo educativo para el sector es una necesidad.

Este modelo debe ir más allá del mero entrenamiento técnico para los pescadores y tripulantes. Debe ampliar su radio de acción a toda la cadena de valor de la pesquería de consumo humano directo, a todas las comunidades de pescadores marítimos y continentales y a las poblaciones costeras y aledañas a ríos y lagos. Debe ir más allá de lo tradicional para ampliarse a temas de protección al ambiente y a los recursos pesqueros; debe incursionar en temas que tengan por objeto crear conciencia sobre la necesidad y responsabilidad de proteger los ecosistemas y el futuro de los peces, como elemento clave para garantizar la seguridad y la soberanía alimentaria.

La pesquería sigue siendo conceptuada como fuente de riqueza vía exportación, negándonos a aceptar que primero debe ser fuente de alimentación nacional. Si aspiramos a la soberanía y seguridad alimentarias se necesita una pesquería que produzca, en primer lugar, alimentos variados, sanos y accesibles para su población y, en segundo lugar, para las oportunidades del mercado externo.

El interés nacional, entendido como la defensa del bien común, impone políticas que puedan, además de cuidar los recursos pesqueros para las generaciones futuras,  que le den a la sociedad una adecuada participación en las ganancias que obtienen quienes se ven beneficiados por una concesión de explotación de un bien común, patrimonio de toda la nación; y finalmente alimentos de precio accesible para toda la población, de la misma calidad de los que se exporta.

Sin embargo, ningún cambio ni mejora alguna serán posibles mientras no se establezcan un mínimo de objetivos estratégicos debidamente consensuados y luego apropiadamente convertidos en documentos de gestión que presenten acciones y actividades concretas, susceptibles de ser medidas a través de indicadores.

La definición de objetivos estratégicos y su inclusión en un plan de gobierno o política de gobierno o de Estado, es vital, pero apenas constituye el primer paso. Es una declaración de intenciones, es el inicio del camino; pero en términos prácticos, los cambios o reformas estructurales se activan únicamente a través de los instrumentos de gestión apropiados, los cuales son una ley, decreto supremo, resolución suprema o resolución ministerial. Mientras una política o un objetivo estratégico no aterricen en cualquiera de estos documentos de gestión, no deja de ser una declaración lírica que muestra voluntad política; pero no es una decisión política con efectos reales.

Estos documentos de gestión, que provienen de una decisión política, requieren de un informe técnico que los sustente. Esto requiere funcionarios capaces de entender el problema, la propuesta y convertirla en un documento. Este hecho constituye el punto crítico de la situación en la medida que no todos los responsables tienen la debida capacidad, y/o la voluntad para comprender el rol que juegan en la administración de la pesquería. Muchas normas urgentes o importantes se demoran por la parsimonia y desidia de algunos funcionarios que carecen de alma pesquera.

La cifra de 21 ministros en 18 años, desde la creación del Ministerio de la Producción, podría ser una de las causas de que la gestión del sector pesca durante el período sea inadecuada e improductiva para las necesidades de la pesquería. Si se suman el corto tiempo que cada Ministro permanece en el cargo, la inexperiencia de cada uno, la rotación constante de funcionarios de todo nivel, derivada del cambio del titular del pliego, podemos entender por qué el sector está en la situación actual: La precariedad y temporalidad del cargo genera ausencia de compromiso e indolencia antes problemas que desconocen. No basta la buena voluntad, o la capacidad personal, sin conocimiento y experiencia en pesca.

En la administración del sector, ha primado la ausencia de hechos efectivos, reales y prácticos  para la pesca peruana. Muchas promesas que son difíciles de cumplir y un inapropiado manejo político y administrativo, se convirtieron en árboles que impidieron ver al bosque de necesidades y problemas que atender.

 “Que los ministros cambien a menudo es un mal; pero hay uno peor, y es cuando un ministro malo no cambia nunca”. Pelet de la Lozere

domingo, 19 de julio de 2020

Eliminar sobrecostos en el sector pesquero



En el link anterior, la Presidenta de la SNP expresa que: “Como todos los peruanos, esperamos y confiamos en que se tomarán las mejores decisiones por el bien del país y la economía. Consideramos que, para promover inversiones a largo plazo, lo que urge es implementar un shock de confianza y un shock de inversiones, siendo el primero un requisito del segundo, toda vez que resulta evidente que la inversión privada no se activará si no existe certeza de que las reglas de juego se mantendrán. En el caso del sector pesquero, se requiere tener la certeza de que se eliminarán los sobrecostos en la actividad pesquera, en especial el costo del programa de control y vigilancia, así como promover no solo la pesquería de la anchoveta en el sur, sino también la de la caballa, el jurel y el atún. Es necesario dictar políticas que permitan volver a capturar la anchoveta en el sur en lugar de que esta sea captada por el norte de Chile. Ello permitiría que regrese la inversión al sur y se genere más de 6.000 puestos de trabajo, que son los que se perdieron por la variación del régimen del sur”.

El DL 1084, que estableció los límites de captura por embarcación para la anchoveta destinada a su reducción en harina de pescado no fue formulada en el Ministerio de la Producción. Por lo menos no se encuentran las evidencias. La consultora Apoyo es quien redactó el proyecto de norma que fue aprobada a través de un decreto legislativo. ¿No conocía la SNP el contenido elaborado por APOYO? Pareciera que sí y por tanto este "sobrecosto" no fue ideado por técnicos del Ministerio sino por foráneos y con conocimiento de la industria.

El reclamo puede ser correcto y justo; pero no debe dejarse entrever que es un “sobrecosto” que le fue impuesto a la industria sin su consentimiento. Hacerlo es inexacto.

Si la misma incurre en sobrecostos, en especial el costo del programa de control y vigilancia, la norma podría ser derogada o modificada por una Ley y no por decisión del Ministerio a través de un Decreto Supremo o Resolución Ministerial. Se debe recordar que el DL 1084, en su art. 33.3 dice: “Los establecimientos pesqueros que procesen los recursos extraídos sobre la base de un LMCE sufragarán el costo de las labores de certificación, de vigilancia y control que desarrollen la(s) empresa(s) seleccionada(s) de acuerdo con los parámetros y procedimientos que se establezcan mediante Reglamento”. 

La industria también expresa que es necesario dictar políticas que permitan volver a capturar la anchoveta en el sur en lugar de que esta sea captada por el norte de Chile.

Al respecto cabe recordar que Mediante Decreto Supremo N° 003-2008-PRODUCE, modificado por el Decreto Supremo N° 019-2008-PRODUCE, se estableció un Régimen Especial de Pesca (REP) del recurso Anchoveta aplicable a aquellas embarcaciones pesqueras cerqueras de mayor escala con permiso de pesca vigente, que operen exclusivamente en la zona comprendida entre los 16° 00´ Latitud Sur y el extremo sur de nuestro dominio marítimo.

El mencionado Decreto Supremo, dispuso que los Gobiernos Regionales ubicados a lo largo del litoral comprendidos en dicho Régimen Especial de Pesca, se hallaban facultados para formalizar su participación ante el Ministerio de la Producción; preceptuando, además, que en caso de que un Gobierno Regional no formalizara tal participación, las actividades extractivas sólo podían realizarse a partir de las 5 millas de la línea de costa en la zona geográfica que corresponda.

En fechas anteriores a la asunción del nuevo Gobierno Nacional en 2011, el aludido Régimen Especial de Pesca del recurso Anchoveta, había quedado prácticamente desactivado, considerando que el Gobierno Regional de Moquegua, mediante Acuerdo de su Consejo Regional N° 026-2010-CR/GRM, adoptado con fecha 10 de Mayo del 2010; y, el Gobierno Regional de Tacna, mediante Acuerdo de su Consejo Regional N° AR12-2011-CR/GRTACNA, adoptado con fecha 15 de Junio de 2011, decidieron dejar sin efecto el Acta y el Convenio que fuera suscrito entre ellos y el Ministerio de la Producción respecto del mencionado REP.

El Gobierno Regional de Arequipa en ningún momento formalizó ni participó en el dicho Régimen Especial de Pesca asumiendo una actitud responsable de defensa de las 5 millas marinas como zona protegida.

Si las actividades extractivas de mayor escala en zonas distintas a las autorizadas a dichas embarcaciones en el Régimen Especial de Pesca, sólo podían ser llevadas a cabo siempre que se contara con la participación de los Gobiernos Regionales ubicados a lo largo del litoral, carecía de objeto mantener vigente dicho Régimen en vista de la circunstancia de haber cesado la participación voluntaria de los Gobiernos Regionales concernidos. 

Por tanto, PRODUCE simplemente cumplió con formalizar mediante Decreto Supremo N° 015-2011-PRODUCE, una situación pesquera cuyo ordenamiento dejó de tener propósitos definidos en razón de la manifiesta ausencia de voluntad de los Gobiernos Regionales de Arequipa, Moquegua y Tacna para participar en dicho Régimen.

No existiendo a noviembre de 2011 ningún Gobierno Regional en el Régimen Especial de Pesca en el Sur, puesto que el GORE Tacna retiró su firma en Julio de ese año, el REP ha dejado de existir, por lo que se procedió emitir el documento correspondiente que le de fin y disponga una forma legal para aplicar los fondos recaudados existentes en la cuenta de APROSUR, lo que dio fin a un régimen especial que ya era inoperante.
El DS-015-2011-PRODUCE puso fin al REP en el sur del Perú.

La decisión no obedeció a elementos de juicio biológicos, oceanográficos ni políticos. Se basó en un hecho real, consumado y estrictamente jurídico.

Para entenderlo mejor: el REP era un cadáver al inicio de la gestión del gobierno de Humala, que no tenía partida de defunción. Lo único que hizo esa nueva gestión, fue extender dicho documento. El Régimen ya estaba muerto.

Por tanto mienten quienes dicen que se tomó la decisión para favorecer interés personales o de Chile.

La eliminación del pago al Programa de Vigilancia y Control de las actividades pesqueras y acuícolas, creado por el DL 1084 y la creación de un régimen especial de pesca en el sur del Perú no dependen del PRODUCE exclusivamente. Su discusión y análisis deben llevarse a cabo a propuesta formal de la industria reductora a través de los canales pertinentes. La presión mediática y la desinformación no son los mejores mecanismos para conseguir el cambio de la normatividad vigente.

domingo, 28 de junio de 2020

EDITORIAL REVISTA PESCA JULIO 2020


Con demasiada frecuencia las administraciones de Pesca son retiradas de la función y nuevas autoridades asumen los cargos que dejan.  Veinte ministros, quince vice ministros en 18 años y un sector pesquero con prácticamente los mismos problemas, que quedan sin ser resueltos.

Muy pocos titulares del pliego de Producción pasarán a la historia como responsables de algún hecho o norma realmente trascendente como para que sean dignos de ser recordados, para bien o para mal. La mayor parte, en corto tiempo, habrán sido olvidados como cualquier personaje que atraviesa por un período de la historia sin haber dejado huella significativa, o lo que es peor, ninguna huella, ningún recuerdo. Se van sin pena ni gloria, dejando a la pesca igual como la encontraron, condenados al olvido de la gente a la que pudieron servir y no lo hicieron.

Este es el resultado de la existencia del Ministerio de la Producción. No podría asegurarse, sin embargo,  que si hubiese existido un Ministerio de Pesquería en manos de los mismos personajes el resultado hubiese sido distinto.

No es el tipo de Ministerio el que decide el rumbo que llevará, sino el titular del pliego.

Para mal de la pesquería peruana, son pocos aquellos que se comprometieron con el sector y aportaron algo a su desarrollo y progreso. La pesquería necesita de funcionarios con alma y con compromiso.

Nos hemos democratizado, lo que implica que en nombre de esa democracia debemos soportar, muchas veces,  funcionarios  sin competencias ni experiencia para administrar un sector tan particular como el pesquero.

¿Qué le espera al sector con el nuevo gobierno en 2021, en un escenario tan especial como el que se vive en esta época de pandemia?

A un año de que un nuevo gobierno asuma la conducción del país, este suplemento condensa las tres ediciones de la Revista Pesca referidas a gobernanza, formalización y política pesquera en tiempos electorales. Presenta también una imagen del bicentenario de la independencia.

Los invito cordialmente a leer este suplemento de la Revista Pesca.



domingo, 21 de junio de 2020

EL CRECIMIENTO ECONOMICO EN EL BICENTENARIO


El crecimiento económico no es ya más que un discurso para conservar el poder  una vez que ha sido ganado en elecciones democráticas. Permite, también, justificar a los ojos de los necios el robo, la corrupción y las obras faraónicas sobredimensionadas realizadas con sobornos. Mañana todos los ladrones serán políticos.

Los millones de ciudadanos que viven de la informalidad y los que viven en poblaciones rurales ¿creen, leen y/o entienden los discursos y mensajes de los académicos asentados en Lima alabando al modelo político y económico?

La clase media ha desaparecido por causa de su cobardía. Como la nobleza de los últimos tiempos de la Monarquía, no merecía ya más sus privilegios. Su sumisión al poder político inepto y corrupto, sin la imaginación suficiente para desterrarlo, la liquidó.

El modelo se ha degradado hasta el punto de que no queda ya de él más que una máquina que solo produce y acapara, no comparte ni reparte. Para dar salida a su producción obliga a los hombres a absorberla a través de un mercadeo a veces invasivo y ofensivo usando la tecnología moderna.

El libre mercado y el crecimiento del PBI no hacen sino conducir a más de lo mismo: bonanza para quien más tiene y el mismo status de miseria y aparente bienestar para las grandes mayorías. Aparente porque como ha demostrado la pandemia, nada era real. El modelo era una ilusión que desapareció ante el primer gran impacto de un desastre.

El país ha contraído un cáncer: esa proliferación desordenada de políticos y sus partidos con todos sus parásitos. Células inútiles como la burocracia inexperta e incompetente.

Son los mismos señores feudales de antes, la nobleza de los viejos tiempos. Son los únicos favorecidos por el aumento del PBI, las exportaciones, la democracia y el crecimiento económico. Controlan el dinero, tienen el poder, manejan los medios de comunicación. 

Crecen cada vez más, se enriquecen mucho más.

Las mayorías no prosperan, como ha demostrado la pandemia: servicios de salud y educativos inoperantes, servicios sociales y de previsión inútiles e ineficaz reacción ante una crisis.

No hay mucho que nos diferencie de la sociedad feudal de la Edad Media, salvo la tecnología, el manejo de los medios de comunicación, las redes sociales y las mejores posibilidades técnicas de mentir y ocultar la verdad.

El hecho es que el modelo político y económico es bueno para los menos pero no beneficia a los más. Nos condena a soportar políticos y funcionarios que nos mienten y nos roban con total impunidad o, en el mejor caso, sancionados por una justicia tan lenta que en la práctica deja de existir. No hay mecanismos  que permitan a la ciudadanía despedir a sus políticos o funcionarios. ¿Es un designio divino, o el resultado de la indiferencia de todos nosotros?

Se ha inventado un pecado nuevo, el cual consiste en criticar la Constitución, una Carta Magna que consagra el derechos de los ricos a seguir siendo ricos y condena a los pobres y los ciudadanos comunes a seguir siendo el combustible del sistema, los animales de tiro que jalan la carreta del modelo político y económico a cambio de una cuantas y siempre insuficientes monedas.

Con la desesperación de sus víctimas, han abonado su sed de triunfo, sus apetencias de poder y su ambición, un puñado de hombres. Siempre ha sido así, desde el origen mismo de la República y así será por siempre si es que la gente no reacciona. Esta degradación voluntaria al nivel de manada gregaria, al grito de “democracia” de los políticos, continuará destruyendo a las mayorías si es que no se impulsa un cambio en nuestra sociedad.

En este contexto estamos obligados a elegir nuevas autoridades. Debemos hacerlo en forma diferente revisando bien a los candidatos, con la esperanza de que esta vez sea diferente; pero preparados para hacer algo si todo resulta ser igual.

Ello implica tomar conciencia de los problemas económicos y de gobierno y abandonar un modelo que defiende e impone la supremacía de la economía y de la democracia por encima del ciudadano y sus derechos elementales.

Siendo que el político es una especie inextinguible y renovable, es necesario que la sociedad diseñe un nuevo modelo que limite su poder y lo controle con el objeto de que se convierta en un elemento al servicio de la gente y no en su depredador. Al mismo tiempo la Nación tiene que reformar su estructura diseñando un nuevo modelo que sea inclusivo, que integre a las poblaciones originarias a la vida en común con los mismos derechos y atenciones, cosa que hoy no ocurre. El marginamiento de un importante sector de la población  tiene que terminar para que podamos festejar cada aniversario de la independencia con legitimidad y honradez cívica, moral e intelectual.

Si algo debemos haber aprendido en doscientos años y que gracias a la pandemia hemos confrontado, es que la libertad declarada por San Martín es inútil e insuficiente si no existen mecanismos de integración cultural, inclusión social y económica e igualdad. Festejar la independencia no puede consistir tan solo en la asistencia al circo preparado por un Poder Ejecutivo que solamente ha reemplazado al Virrey de la Colonia. Festejar la independencia debe ser el reconocimiento de que todos tenemos igualdad de oportunidades y de acceso a la educación, a la salud, al trabajo y al control político.

Las ceremonias y desfiles anacrónicos deben ceder su espacio a un nuevo tipo de festejos del siglo XXI en los cuales podamos decir que todos somos libres con igualdad, inclusión y honestidad.

jueves, 18 de junio de 2020

¿Qué celebrar en el bicentenario de la independencia del Peru?


Dentro de un año el Perú cumplirá doscientos años de vida republicana y tendrá un nuevo gobierno. Depende de nosotros optar por más de lo mismo, o por el cambio.

Ilustrados académicos y destacados profesionales en las materias escriben, nos dicen cómo pensar y nos convencen de que estamos en la edad dorada, que el crecimiento del PBI remediará los males de toda la sociedad; que la exportación de nuestros recursos alimenticios es lo que más conviene al país, aunque nuestra población sufra de hambre y anemia; que respetar las reglas de la democracia es el primer mandamiento.

Crecimiento económico y democracia, son los nuevos dioses, y la Constitución que los sustenta el nuevo Decálogo, en nombre de los cuales debemos soportar durante cinco años que se nos siga gobernando con corrupción, robándonos, mintiéndonos, explotándonos y usándonos para que unos pocos lucren y vivan bien.

Federico Nietzsche, en su obra Así hablaba Zaratustra, escribió: “¡Cómo es posible! ¡Este viejo santo aún no ha oído nada en su bosque de que Dios ha muerto!”.

Pero los dioses nunca mueren, se reinventan y aparecen otros, a los cuales se nos ha enseñado a adorar: el PBI, la democracia, el crecimiento económico, la exportación…

Parte importante de la población sigue con una calidad de vida deplorable y lamentable. 

Poco o nada ha cambiado en el Perú.

Doscientos años de República Democrática no han mejorado la situación de las poblaciones originarias que viven en comunidades nativas o en poblaciones rurales dispersas sin formar parte del sistema económico. Al igual que la mayor parte de la población urbana que se desarrolla en una economía  informal de subsistencia y carente de educación gracias al Decálogo no inclusivo de los nuevos dioses.

A inicios del siglo XXI, se idealizaba que el estado peruano tenía la capacidad de hacer un uso eficiente y equitativo de los recursos económicos, sin embargo, estos recursos terminaban centralizados, y no llegaban a la población objetivo porque eran insuficientes para el sector rural y se caía en el clientelismo. A pesar de que en el 2003, el enfoque de la descentralización hizo posible que se articulara y transfirieran las competencias de los programas sociales a los gobiernos regionales y locales, esto no se reflejó en resultados concretos en los próximos años. Esto se evidenció en el 2012, cuando las cifras arrojaban que la pobreza urbana era de 18% mientras que la rural llegaba hasta el 56%, concluyendo que la desigualdad urbano-rural se estaba agravando en los últimos años.


El Perú cuenta con 47 lenguas indígenas habladas por cerca de 4 millones y medio de peruanos y peruanas; 54 Pueblos Indígenas reconocidos oficialmente en la Base de Datos de los Pueblos Indígenas del Ministerio de Cultura; 3 % de Población afroperuana concentrada en la costa del Perú, desde la región de Tumbes hasta la de Tacna; 170 expresiones y manifestaciones culturales vigentes de diversos pueblos declaradas como Patrimonio Inmaterial de la Nación.

La población empadronada en los centros poblados rurales es de 6 millones 69 mil 991 personas que representa el 20,7% de la población censada del país en 2017. ¿Qué puede celebrar esta población en el bicentenario? ¿Qué pueden opinar del modelo de los nuevos dioses? ¿Qué tan diferente es su vida desde que San Martín proclamó la independencia?

El siguiente comentario de Francisco Cohello, es abrumador y confirma lo dicho líneas arriba:

Según el Banco Mundial, nos espera un decrecimiento del 12%, que constituye “el segundo más profundo de 
América Latina y el Caribe solo detrás de Belice”. ¿Es todo culpa del odiado COVID-19? Es evidente que algo no cuadra entre las condiciones previas y la solidez macroeconómica que exhibía el Perú, comparados con otras economías de la región, y su estrepitoso desplome.
Es elocuente también que las cifras calamitosas del 2020 no se condicen con los miles de millones extraídos del tesoro público, el ahorro venerado por tantos años, las preciadas joyas de la abuela hipotecadas a un plan que ¿hace agua? Cómo es posible -preguntamos al MEF- que Argentina, que acaba de caer en default, prevea una caída (7,3%) menos grave que la del Perú. ¿O que las expectativas de Guatemala (-3%), El Salvador (-5.4%) o Haití (-3.5%) tengan más oxígeno -permítanme el sarcasmo- que la que hasta hace poco era considerada una economía modelo de la región? ¿Por qué -seguimos preguntando- Brasil (8%), México (-7.5), Colombia (-4.9%) y Chile (-4.3%) nos superan con alevosía y ventaja? ¿En qué momento se jodió, más que otros, el Perú?