REVISTA PESCA

La Revista Pesca es un medio de información alternativo que presenta artículos, opiniones y noticias referidas a la pesca en el Perú y el mundo, con énfasis en la política pesquera, la conservación del ambiente y la seguridad alimentaria.
En 2016 cumplimos 56 años de publicación contínua en el Perú.

Las ediciones a partir del 2010 se publican en formato digital (PDF) en la siguiente página web: http://www.issuu.com/revistapesca/docs

Correo electrónico: revistapesca@outlook.com

domingo, 16 de agosto de 2015

EL NIÑO COBRA FUERZA EN EL PACÍFICO Y YA ES UNA AMENAZA MUNDIAL

¿El más fuerte de la historia? En su último reporte, la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos (NOAA, por sus siglas en inglés) confirma que el fenómeno es "significativo y está fortalecido". De continuar así podría superar en dimensión al evento de 1997 y Perú podría ser uno de los más afectados.

Temporal. El tifón Sudelor asoló las costas de Taiwán hace una semana. Fue algo inusual..

Si a inicio de año algunos científicos dudaban de que el fenómeno El Niño tocaría las costas de América, hoy esta premisa ni se cuestiona. El aumento de la temperatura del océano Pacífico es inminente y, siempre y cuando mantenga las mismas condiciones oceanográficas y climatológicas, podría golpear nuestro continente en un máximo de tres meses. 

El último pronóstico de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA, por sus siglas en inglés) reafirma esta versión e incluso da cuenta de la intensidad con la que se está desarrollando este evento climático cíclico


California. Miles de cangrejos muertos por temperaturas cálidas en Laguna Beach..
Es así como esta agencia científica, que pertenece al Departamento de Comercio de los Estados Unidos, refiere que El Niño del 2015 es “significativo y se encuentra fortalecido”, lo que quiere decir que desde ya se perfila como uno de los fenómenos de mayor magnitud, incluso superior al que vivimos en 1997, el cual causó más pérdidas humanas y materiales que sus antecesores.

Europa. Navarra, España, soporta por estos días una repentina ola de calor. .

Respecto a la prolongación en el tiempo, la NOAA detalla que “existe la posibilidad de más de 90% de que El Niño se extienda hasta el invierno en el hemisferio norte (es decir, verano en el Perú) y cerca de 85% de probabilidad de que dure hasta primavera del 2016 (otoño en el país)”. 

Con esta advertencia, el ente norteamericano deja en claro que estamos ante un evento que cobra fuerza de manera constante y frente al que las autoridades deben actuar de manera preventiva. Perú podría ser uno de los más afectados.

Ni bien se hizo público el  último diagnóstico de El Niño el jueves pasado, fue divulgado a la población por los diversos medios estadounidenses, entre ellos The Washington Post, que no dudó en calificarlo como "el pronóstico más fuerte emitido por la NOAA en lo que va del año".
Si bien aún no se sabe con exactitud cuándo golpeará con intensidad ni qué daños provocará, se tiene en claro que para que El Niño llegue a tener la categoría de "muy fuerte" la temperatura de las aguas tropicales del océano Pacífico deben superar las mediciones de calor en al menos 2 grados centígrados del promedio normal en los siguientes tres meses.

Esta situación solo se ha presentado dos veces en la historia, desde que los meteorólogos iniciaron el monitoreo de las condiciones oceanográficas del Pacífico tropical: en 1982-1983 y 1997-1998.

Desde que inició agosto, los científicos de diferentes instituciones vienen realizando una comparación mano a mano de las temperaturas récord de 1997-1998 con las que actualmente se presentan.

El Niño 2015 VS. 1997 

Esto ha llevado a que los meteorólogos de la NOAA aseguren que la temperatura de las aguas tropicales del Pacífico aumentarán y empujarán a El Niño a la categoría "fuerte", e incluso llegaría a alcanzar o superar los 2 grados del promedio normal, hasta conseguir la clasificación de "muy fuerte".

En tanto, especialistas de la NASA han mostrando a través de una serie de imágenes satelitales la extensión de las aguas cálidas en el océano y su cambio en el transcurso de los días. Un pequeño video muestra y compara las últimas instantáneas del satélite OSTM / Jason-2, con las del TOPEX/Poseidon de 1997 en razón a la temperatura.

Allí se puede ver que El Niño de este año nació en el océano Pacífico ecuatorial, entre marzo y abril, mientras que el de 1997 para estas fechas recién se estaba formando. 

Precisamente, la temperatura superficial del mar del Pacífico del Lejano Oriente está llegando a la temperatura promedio en lo que va de este año, con agua más cálida concentrada en la costa central del Pacífico. Sin embargo, en 1997 el agua más caliente se movilizó del Lejano Oriente hasta el final del año, justo en contra de la costa de América del Sur.

"Será interesante ver cómo El Niño sigue transformándose este año, ya que algunos estudios han demostrado que solo tomará ligeras variaciones en la fuerza y en alcance para cambiar la forma en que afecta a nuestro clima", asegura un artículo del Washington Post.

UN NIÑO DESTRUCTOR

La página web del servicio público de radio, televisión e internet del Reino Unido, BBC Mundo, también ha hecho pública la alerta de la llegada de El Niño. Aunque en su informe no toma en cuenta el último pronóstico de la NOAA, sí hace referencia a la opinión del experto del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA, William Patzert.

"Los datos que tenemos nos indican que se trata de El Niño más fuerte desde 1997, pero obviamente los modelos climáticos solo pueden predecir lo que sucederá a unos pocos meses vista, así que hay que ser precavidos", explica Patzert y añade que para que alcance una intensidad similar a la del periodo 1997-1998 tienen que suceder dos cosas: la primera condición es que en los próximos meses los vientos alisios (movimientos de aire originados desde los 30° de latitud en dirección al Ecuador) que van de este a oeste en el Pacífico –es decir, de Brasil a Perú– pierdan fuerza.

"Si eso sucede, veremos una transferencia dramática de calor de las aguas del oeste del Pacífico a las del Pacífico central y oriental", detalla Patzert. Ante esas condiciones, los patrones de temperatura y precipitaciones del planeta pueden alterarse y generar lluvias torrenciales, inundaciones y sequías prolongadas.

"Este Niño tiene todo el potencia para ser 'El Niño Godzilla'", concluye el experto de la NASA, por su gran intensidad y las dramáticas consecuencias que podría generar si no se toman acciones desde ahora en todo el mundo, especialmente en América.

GOLPEARÍA EL MUNDO
 De alcanzar la categoría de "muy fuerte", en los próximos meses El Niño golpearía los cinco continentes, estima William Patzert.

"El Niño hace que la corriente subtropical, que habitualmente se encuentra en el sur de México y Centroamérica, se desplace hacia el norte. Eso provoca inviernos más lluviosos de lo habitual en el sur de EEUU", detalla.

"En contraste –añade– la corriente polar, que ha sido muy potente en Norteamérica en los dos últimos inviernos, se debilita, por lo que se registran unos inviernos más templados en el norte de EEUU y el sur de Canadá". 

EN SUDAMÉRICA

Para Patzert, si bien la actual condición climatológica que afronta el sureste de EEUU (con el aumento de las precipitaciones) es una buena noticia para la región por el largo periodo de sequía que atravesó, de continuar podría generar considerables inundaciones.

En el caso de Sudamérica, desde el norte de Chile hasta Ecuador, "El Niño hace que haya inviernos muy lluviosos".

"Si la temperatura del agua permanece inusualmente alta  (en esta zona) se producirá un colapso en la pesca, impactando en las economías de los países", explica. En tanto, en el noreste de Brasil, El Niño suele provocar sequías, mientras que en el sur y el norte de Argentina, inundaciones".

En el continente asiático, en tanto, "cuando el agua caliente se mueve hacia Sudamérica, en lugares como Filipinas  o Indonesia se registran sequías extremas" y en algunos de estos países, en los que la agricultura supone un gran porcentaje del PBI, se puede dar un aumento del precio, lo cual afecta el valor de las materias primas a escala global.

"En Europa, los años en los que El Niño es potente se dan inviernos muy fríos, así como en el occidente de Rusia", explica el experto de la NASA.

En el caso del lado sur del continente africano y en Madagascar "tienden a verse afectados por la sequía". Mientras que áreas del África subsahariana, que son muy secas, experimentan más precipitaciones".

Temporales de nieve, lluvias e inundaciones en Sudamérica

Aunque aún no se conoce la máxima intensidad con la que golpeará el fenómeno El Niño a la costa de América, el calentamiento de las aguas del Pacífico ya viene repercutiendo en varios países que afrontan por estos días temporales de nieve, lluvias e inundaciones.

En Bolivia, la caída de nieve suspendió los vuelos y restringió el paso vehicular en varias vías del país, dejando varadas a miles de personas en La Paz. También se cerraron los caminos hacia Oruro y Cochabamba por el mismo motivo. La entidad encargada del clima ha pronosticado la continuidad del evento en los siguientes días y semanas.
 En Argentina, la situación es similar. A la nieve se suman las lluvias torrenciales que han inundado varias ciudades, entre ellas Buenos Aires, donde 30 mil personas resultaron afectadas, cuatro de ellas perdieron la vida y una se encuentra desaparecida.

Por su parte, las ciudades chilenas de Antofagasta y Tocopilla aún permanecen en estado de excepción constitucional de emergencia debido al temporal de viento y lluvias en la costa.


ENFOQUE
 Abraham Levy. Meteorólogo, especialista en el clima.

Adriana Mayo

El Niño está presente en el país desde marzo pasado. El calentamiento del mar frente a la costa norte del Perú ya ha alcanzado la categoría de "fuerte" desde hace unos meses. Si bien aún no se puede precisar la magnitud con la que golpeará el evento, Abraham Levy da cuenta de los posibles escenarios que afrontará el Perú en los próximos trimestres.  

La Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA) de los Estados Unidos ha emitido su último pronóstico en el que señala que estamos frente a un niño "fuerte y fortalecido". ¿Qué significa este diagnóstico para el Perú?

Este pronóstico nos indica de manera indirecta que tenemos una gran posibilidad de tener una alteración climática importante en la costa peruana para el próximo verano. Esto coincide con el último pronóstico del Estudio Nacional del Fenómeno El Niño (Enfen), que dice que en este momento El Niño ya es fuerte y que probablemente se extienda hasta el 2016. 

¿Estas condiciones confirman que estamos frente a un Niño extraordinario?

Se puede decir que es de los mayores registrados desde que tenemos un sistema de medición razonable.

¿Mayor que el de 1997? Pregunto esto pues en la comparación de imágenes que ha hecho la NASA entre ese año y el 2015, en el actual se ve una masa mayor de agua cálida golpeando nuestras costas.

En el centro del Pacífico se puede decir que este es un Niño comparativo; sin embargo, en la costa peruana –a la fecha– el de 1997 es mayor. Pero si hablamos en términos globales, tanto para Perú como para el antes mencionado, El Niño del 2015 es el segundo en términos de magnitud en registros para el mes de agosto. El primero sigue siendo el del 97 por una pequeña ventaja.

En términos locales se puede decir que la costa norte será la más afectada?

Exacto, pero la magnitud de las lluvias dependerá estrictamente de la magnitud del calentamiento del mar en el verano, lo cual no podemos anticipar por ahora pues es muy variable.

¿Qué otras situaciones se van a presentar en el país?

En la selva, ninguna, pues no hay vinculación clara. En la sierra normalmente la lluvia se reprime tanto en el sur  como en el centro del país, mientras que en la sierra norte las precipitaciones aumentan.

¿La ausencia de lluvia podría llegar a causar sequías?

Eso dependerá de la magnitud de la depresión de la lluvia, cosa que tampoco podemos evaluar por el momento. La temporada de lluvia empezará en dos semanas y allí veremos realmente cómo serán las cosas. Se viene toda una época de definiciones en la transición entre el invierno y la primavera.

¿Estas traerán condiciones que favorezcan el fortalecimiento de El Niño en el país?

La llegada de la primavera se le pone más fácil a El Niño, pues los sistemas cálidos del clima aumentan y lo que normalmente podría frenarlo, como los sistemas fríos, pierden vigencia. Será más fácil que en primavera evolucione hacia su condición final.

¿El cambio climático afecta el desarrollo de El Niño?

No se conoce un efecto del cambio climático sobre El Niño. Este es un fenómeno natural que se encuentra en los anales de la climatología. El Niño más importante y destructivo dentro de ellos fue el de 1878 y, teniendo en cuenta la fecha, no podríamos decir que se debió al cambio climático.

Para concluir, ¿El Niño mostrará su crudeza a fin de año?

El Niño llegará con fuerza para esa fecha a la costa del Pacífico. La pregunta es si se mostrará igual frente a las playas de la costa norte. Esa condición es bastante probable, pero aún no se puede precisar cuán importante será.

Fuente

No hay comentarios:

Publicar un comentario